10 Ideas para organizar tu colección de libros

¿Con el tiempo se han ido acumulando docenas de libros en tu casa? Quizás alguna de estas ideas te sirva para despejar el espacio y poner un poco de orden.

1. Haz inventario. Si tu relación con los libros se remonta décadas atrás, quizás tengas entre tu colección ejemplares que no recuerdas que estaban ahí.

Podrías utilizar un catalogador de libros como BookDB (no lo he probado), diseñar tu propia base de datos o hacer una simple lista de todos los libros que tienes.

2. Decide cómo los vas a organizar. Eso depende de las características de tu colección, del espacio disponible y de tus preferencias personales.

Puedes adoptar el criterio que mejor se adapte a tu caso: alfabéticamente, por género, por tamaños, por colores, etc.

colección de libros

3. Distribuye los libros. Decide cuáles van en la cocina, cuáles en el salón, cuáles en el cuarto de los niños, cuáles en la estantería de la entrada de la casa, qué par de ejemplares colocarás en tu dormitorio, etc.

Se trata de que coloques cada libro donde vayas a usarlo.

4. Decora. Aprovecha los más vistosos y/o elegantes para que formen parte de la decoración hogareña (si te atrae la idea).

5. Considera donar los libros que no te gusten o que no te sirvan. Quizás, algunos los puedas vender.

Otros, los puedes donar a una escuela, a una biblioteca o regalárselos a conocidos que vayan a utilizarlos. ¡Vas a enriquecer sus vidas!

6. Considera la versión digital. Si te haces con la versión electrónica de un libro, puedes donar el libro físico. También podrías prescindir de los libros o contenidos a los que puedes acceder fácilmente en Internet.

En mi caso, compré un lector de libros electrónicos (un Kindle) y me ayudó a ahorrar espacio. Los libros “repetidos” se los regalé a mi hermana. De paso, también estoy ahorrando dinero, ya que la versión electrónica de un libro suele ser más económica que la física.

7. Deja un diccionario a mano. El diccionario es una excepción. Aunque sea muy sencillo consultarlo desde el ordenador, es recomendable dejar al menos uno en casa y en un punto muy accesible.

Puede ser útil para consultar palabras nuevas que dicen en la tele, para resolver dudas ortográficas, para jugar al Scrabble, etc. 😀

Es una opinión personal. A mí me saca de muchos apuros mi amado diccionario. Quizás haya otro libro “clave” para ti, uno que necesites recurrentemente: un manual de lo que sea, la Biblia, un compendio de recetas caseras, etc.

8. Considera sacar de casa los libros desactualizados. ¿Cuántos tienes de éstos? Yo mandé al reciclaje el Plan General Contable de 1992.

Si no vas a usarlo ni encuentras a quién le interese, ¿para qué vas a guardarlo en casa?

9. Considera no comprar libros por un tiempo. Podrías darte a la lectura de ese libro que compraste una vez y lo dejaste en la estantería “para cuando tuvieras la ocasión”.

Y también podrías releer los ejemplares que te dejaron un buen sabor de boca en su día.

10. Lee hoy. Disfruta de tu colección de libros, que para eso está.

Además, el hábito de la lectura te ayuda a ir decidiéndote sobre qué libros se quedan, dónde y para qué. Que lleves años sin tocar alguno de ellos es otra señal para que consideres liberar ese espacio en casa.

Por si te duele la idea de desprenderte de algunos, míralo de este modo: Se van los libros viejos (que no usas) para que entren los nuevos, a los que sí vas a sacar provecho.

Imagen de juhansonin