7 Ideas para disfrutar del domingo

¿Cómo pasas los domingos? ¿Has de atender labores que han quedado pendientes durante la semana? ¿Te estresas pensando en el lunes?

Si sientes que tus domingos han perdido su toque de día festivo y/o relajante, aquí tienes algunas ideas para que lo retomen. Puede que, al poner alguna de ellas en práctica, tu domingo gris cambie de color.

1. Despierta con calma. Tómate unos instantes para estirarte sin prisas, antes de saltar de la cama. Saborea el momento y piensa… ¿Qué quieres hacer hoy?

tiempo de ocio

Procura pensar en la diversión, además de en la obligación. Hazle sitio en tu día a esas actividades que más disfrutas.

2. Entónate. Ahora sí es cuando entras la fase de activación: Tu ratito de ejercicio, tu desayuno delicioso, tu sesión de aseo y acicalamiento, etc.

Sea como sea tu rutina de fin de semana, ejecútala. Prepárate para todo el domingo que tienes por delante.

3. Termina pronto con lo obligatorio. ¿Hay tareas que es necesario que hagas? Vale. (Nos pasa a casi todos.)

Haz una re-selección y, si ves que la lista es larga, prescinde de las menos necesarias. Por ejemplo: ¿Es importante que le devuelvas la llamada a tu tía… necesariamente hoy?

A las tareas importantísimas que han pasado el filtro, asígnales un tiempo y emplea en ellas el menos tiempo posible (a menos que las estés disfrutando una barbaridad).

4. Ríe. Comparte momentos de buen humor con las personas que tú quieres. Y, qué rayos, diviértete también por tu cuenta.

No sé qué actividades lúdicas hay en tu agenda, pero apuesto a que son grandes opciones.

5. Medita. Planea. Sueña. Durante la semana, quizás el ritmo de tus actividades no te permite volar a placer con tu mente, hacer planes, conectar contigo mismo, con lo que sientes y con lo que quieres para tu futuro.

Si durante el fin de semana ponemos en orden la casa, ¿por qué no la mente? Disfruta de un rato de introspección.

6. Descansa del drama. Ponle pausa a los corajes por insignificancias. ¿Tu madre te ha llamado por teléfono y la conversación ha sido incómoda? ¿Se te ha quemado la comida en el horno?

Hoy, déjalo pasar. Si no lo haces, descansarás peor… Y a ver quién es el guapo que empieza el lunes con bríos.

7. Haz balance. Para coronar el domingo, recuerda los mejores momentos del día (por pequeñitos que fueran). ¿Cómo? ¿Te encontraste un billete de 10 € en la calle? ¿Qué más pasó? ¿Qué te hizo sentir bien?

La mejor manera de comenzar el día siguiente es terminar éste pensando en todo lo bueno que tuvo.

Mucha parte de lo que ocurra (u ocurrió) en este domingo está en tus manos… y en tus ojos.

Imagen de sharkbait