6 Inversiones de tiempo que son un acierto a futuro

Hay inversiones de tiempo que son un acierto, porque obtienes un buen rendimiento con ellas.

Parece que estoy hablando de dinero, pero no. Es que tiempo y dinero coinciden en esto: No es lo mismo un gasto que una inversión.

Y, para que quede más claro, pondremos algunos ejemplos de inversiones rentables (de tiempo).

planeando

1. Aprender a hacer una tarea.

En la vida cotidiana hay tareas recurrentes que, en ocasiones, las dejamos en manos de otros. Tenemos tiempo para hacerlas, pero nos falta el conocimiento.

Te cuento dos de las mías: Cambiarle el aceite al coche y arreglar los bajos de los pantalones. Podría aprender a hacer esto (y mucho más) visitando tutoriales en Internet.

De tantas tareas que surgen en el hogar, quizás haya alguna que tú quieras aprender para ahorrar dinero y tiempo la próxima vez que te encuentres en la necesidad.

2. Leer con detenimiento.

¿Qué ahorras leyendo con calma? Errores por ir a la carrera y el consiguiente tiempo enmendándolos.

Lee sin prisas las preguntas del examen, el contrato que vas a firmar, el e-mail de trabajo, el manual de instrucciones, etc. Es tiempo bien invertido.

3. Planear.

También es un acierto dedicar unos minutos (o los que hagan falta) a elaborar una lista de tareas o un buen plan de negocios, por ejemplo.

Es más ágil avanzar cuando has definido los pasos a seguir.

4. Entrenar a una persona para que te apoye.

¿En qué? ¿En las tareas domésticas? ¿En el trabajo? Donde tú veas.

Sales de un apuro, cuando hay otro que puede suplirte en un momento dado. O te descargas de tantas responsabilidades, para dedicarte a menesteres más importantes.

(No sería un acierto si esa persona aprovecha la ocasión para quitarte el puesto. Elige bien a quién designas.) 😉

5. Construir hábitos.

Construir un hábito lleva su tiempo, pero compensa porque ahorras bastante energía una vez que está establecido. Te libras de decidir continuamente si hacer esto o no hacerlo, ya que operas en automático.

6. Descansar.

Una parada para relajarse y desconectar es otra buena inversión.

Desconecta y relájate antes de quedar exhausto, dando palos de ciego. Ese tiempo que empleas cuidando de ti, lo recuperarás de sobra cuando retomes la faena.

Conclusión: Hay ciertas cuestiones que parecen, a priori, un gasto de tiempo, cuando resulta que son todo lo contrario a la larga.

Hemos nombrado un puñadito, pero hay muchas, muchas más. ¿Qué inversiones rentables estás haciendo tú con tu tiempo?

Imagen de photosteve101