Aditivos que pueden provocar alergias alimentarias

Las alergias alimentarias no sólo se limitan a los alimentos, sino que también pueden ser provocadas por los aditivos que contienen ciertas comidas y bebidas.

Los aditivos, según recoge el Código Alimentario Español, son todas aquellas sustancias que se añaden a comidas y bebidas para modificar sus cualidades organolépticas (aspecto, color, sabor), mejorar su conservación y facilitar su elaboración y uso.

Los aditivos en ningún caso alteran los valores nutritivos del producto. Se trata de colorantes, conservantes, edulcorantes y otros compuestos que son habituales en los alimentos procesados y que pueden desencadenar una importante reacción alérgica en personas sensibles a ellos.

Estos son algunos de los aditivos presentes en nuestra alimentación cotidiana que pueden desencadenar una reacción alérgica:

aditivos que causan alergias

Colorantes

Los colorantes son los aditivos que más reacciones alérgicas provocan. Entre sus síntomas destaca la urticaria, la rinitis o el asma.

Tartracina (E102). La tartracina es el colorante que más alergias alimentarias provoca. Es de color amarillo y está presente en muchos platos preparados, zumos de limón, mayonesa, gelatina y mazapanes, entre otros. También se usa mucho en la industria farmacéutica.

Amarillo-naranja (E110).

Amaranto (E123).

Rojo cochinilla (E124).

Conservantes

Benzoato Sódico (E211). Se utiliza para impedir la proliferación de bacterias y hongos y suele estar presente en zumos, refrescos, cervezas, salsas, margarinas, yogures, bollería, chicles… Puede producir asma, prurito o urticaria.

Sulfitos (del E220 al E228). Los sulfitos son un componente habitual de muchos productos: vino, cerveza, café, té, legumbres y vegetales en conserva, caramelos, patatas, carnes, fiambres, productos de panadería y bollería, frutas desecadas… Pueden provocar broncoespasmos, acidez gástrica, rinitis, conjuntivitis, urticaria, migrañas y otras molestias.

Potenciadores del sabor

Glutamato monosódico (E621). Este aditivo se utiliza con mucha profusión en la cocina oriental, especialmente en la china, y también en sopas y caldos procesados.

Su consumo en altas cantidades puede producir el conocido como “Síndrome del restaurante chino”, que fue descubierto en 1968 y que cursa con dificultades de movimiento, palpitaciones y debilidad generalizada. También puede provocar sofocos y desencadenar migrañas.

Edulcorantes

Aspartame. Se trata de un aditivo muy común que se emplea como endulzante. Las personas sensibles a él pueden experimentar nerviosismo e incluso ligeros temblores en pies y manos.

aditivos

Qué alimentos debes evitar si tienes alergia a algún aditivo

Si tienes alergia a algún aditivo alimentario, debes leer con atención el etiquetado de todos los productos que vayas a consumir.

Los aditivos están muy presentes en nuestra alimentación, por lo que hay que tener especial precaución con ellos si se sospecha de una posible reacción alérgica a ellos.

En general, estos son algunos de los alimentos que debes evitar si padeces alergia a los aditivos:

  • Manzanas
  • Plátanos
  • Zumos de fruta
  • Uvas
  • Pan
  • Queso
  • Chocolate
  • Jamón
  • Licores
  • Margarina
  • Platos precocinados
  • Comida envasada
  • Salsas preparadas y aderezos
  • Dulces
  • Vino
  • Cerveza

Esta lista es indicativa, no exhaustiva. Los aditivos son un ingrediente habitual de muchos alimentos que consumimos, por lo que la única forma de saber si los contienen o no es leer atentamente el etiquetado y asegurarse de que no contienen aditivos que te produzcan alergia.