Cuidar de ti es una gran misión diaria

Cuidar de ti consiste en algo más que dormir ocho horas, hacer ejercicio, comer adecuadamente y descansar para reponer fuerzas.

Cuidar de ti es procurarte lo que necesitas para estar física y mentalmente en forma. Y esto va más allá de procurar que cuerpo funcione como un reloj.

Cuidar de ti es ocuparte de tu felicidad

Tú eres responsable de tu propia felicidad. Y te ocupas de ella cada día estableciendo prioridades; decidiendo qué quieres hacer, hacia dónde vas, con quién quieres estar… Porque, si no lo haces, otro lo decidirá por ti.

proteger

A pesar de eso, muchas veces te ves envuelto en circunstancias que tú no eliges.

No puedes controlar todo lo que pasa alrededor: Ni que la gente se comporte como tú prefieres, ni que tus planes se cumplan al dedillo, ni que los cambios se sucedan sólo a mejor. Pero sí estás en la disposición y en la responsabilidad de elegir cómo responder a todo eso.

Por tanto, cuando la vida te sorprende en una de éstas, también puedes tomar decisiones sobre qué hacer o qué no hacer para estar mejor.

Cuidar de ti es hacer un bien a los demás

Sólo con respetar tus necesidades y prioridades estás cuidando de los tuyos. Quienes te aprecian quieren que tú estés bien. Les ahorras preocupaciones, estás ahí cuando te necesitan y te conviertes en un buen modelo (para los más pequeños, sobre todo).

¿Qué sientes tú cuando alguien que quieres hace a un lado sus necesidades? ¿Te gustaría que las desatendiera para ocuparse de las necesidades de otros?

Cuidar de ti es responsabilizarte de tu futuro

Si hoy duermes tus horas y comes bien, mañana se notará. Si compartes tiempo de calidad con los tuyos, se notará. Y si cumples con el trabajo (o lo que sea) que es importante para ti, también se notará.

Con las decisiones (pequeñas o grandes) que tomes hoy estarás construyendo tu realidad de mañana.

¿Qué vas a elegir? ¿En qué vas a invertir tu energía? ¿Qué actividades te servirán para restaurarla? ¿Qué vas a hacer hoy por ti?

 

Lo dicho. Cuidarte es más que realizar un puñado de tareas para que el cuerpo siga con sus funciones: Es una gran misión que tienes hoy. ¿La asumes? (Yo estoy en ello.)

Imagen de mrehan