¿Qué es el éxito para ti?

Si nos ponen a elegir entre ser unos fracasados o personas de éxito, está claro que nos quedamos con las mieles del éxito.

Tú y yo queremos el éxito, aunque es muy probable que no tengamos el mismo dibujo en la cabeza cuando pensamos en él.

Para ti, ¿qué es el éxito? ¿Es lo que te dijeron tus padres o maestros? ¿Lo que dicen tus amigos? ¿Lo que ves en la televisión?

En esta sociedad nuestra es frecuente asociar el éxito con la abundancia material y lo vistoso: dinero (mucho dinero), influencia, fama, belleza, etc.

mejorar y ganar

¿Y si nos atrevemos a cuestionar eso?

Para una persona el éxito puede consistir en tener dinero para derrochar en esta vida y en diez más que viviera. Comprar todo aquello que desee sin preocuparse de los números.

Para otra, quizás sea realizarse profesionalmente. Llegar a lo más alto en lo suyo.

Otra, viene y te cuenta que el éxito está en las relaciones; en formar una familia y estar rodeado de buenos amigos. Aunque desarrollarse en su carrera también está en sus planes.

Un solitario que viaja por el mundo, sin casa ni familia propia, trabajando en lo que sale, puede decirte que el éxito es esa libertad que le permite vivir como le da la gana. ¿Quién puede decir que esta persona no es exitosa?

La definición de la RAE no la excluye del éxito:

éxito.
(Del lat. exĭtus, salida).
1. m. Resultado feliz de un negocio, actuación, etc.
2. m. Buena aceptación que tiene alguien o algo.
3. m. p. us. Fin o terminación de un negocio o asunto.

Ahí es donde llegamos: A construir la vida que tú quieres. Ése es el éxito, el “resultado feliz”, el desenlace. El que tú tengas en mente.

Tus padres pueden decirte que éxito es triunfar en tu carrera, comprar una casa y establecer una familia.

Tus amigos, que es tener un coche, teléfono nuevo, viajar y vivir a todo trapo.

Quizás, para ti sea una cosa totalmente distinta (o puede que no). ¿Qué dibujo aparece en tu cabeza cuando piensas en el éxito? ¿Has heredado esa imagen de lo que piensan otros o has construido la tuya propia?

Atrévete a forjar tu propia definición de éxito, se asemeje o no a la que tiene la mayoría. Y, ya que la tengas clara, lánzate a conquistarlo.

Eso también lo vamos a tener en común: La intención de caminar día a día hacia “eso” que queremos. 🙂

Imagen de kylemac