Remedios naturales para las alergias alimentarias

Aunque la mejor solución para una alergia alimentaria es evitar el consumo de aquel alimento que la provoca, hay una serie de remedios naturales que te pueden ayudar a prevenirla y a disminuir los síntomas.

Estos remedios, no son, sin embargo sustitutos del tratamiento médico que te haya prescrito el especialista ni pretenden curar la alergia alimentaria, pero te pueden aliviar mucho los síntomas y mejorar tu estado general.

Estos son algunos remedios naturales para las alergias alimentarias.

Alimentos probióticos

En la medida en que ayudan a mantener la salud de la flora intestinal, los alimentos probióticos pueden contribuir a minimizar los síntomas de las alergias y las intolerancias alimentarias.

El yogur natural y el kéfir, así como los alimentos que contienen fibra, son buenos aliados para el intestino, así que no te vendrá mal tomarlos.

yogur

Vitaminas

Algunas vitaminas te pueden ayudar a reforzar tu estado físico para afrontar mejor una alergia alimentaria. Es el caso de la vitamina A y la vitamina C.

La vitamina A, entre otras propiedades, posee la de contribuir a que la mucosa intestinal se conserve en plena forma y la vitamina C tiene propiedades antihistamínicas. Esta última puede tomarse a razón de 1 gr al día para prevenir posibles alergias y fortalecer el sistema inmunológico.

Minerales

El magnesio tiene muchas propiedades beneficiosas para el organismo y se utiliza para el tratamiento de algunas alergias digestivas.

Si se utiliza como prevención, una dosis de 100 mg al día durante dos semanas al mes es más que suficiente. Si la alergia ya ha hecho acto de presencia, entonces se pueden tomar 2 gr al día durante cinco días.

El zinc también puede ayudar, pues se trata de un mineral que desempeña una función importante en el fortalecimiento del sistema inmunitario. Una dosis de 15 mg al día es la óptima para estos casos.

El selenio también contribuye potenciar un sistema inmunológico sano y fuerte; 250 mcg (microgramos) es la dosis diaria recomendada para un adulto.

Ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos Omega-3 y Omega-6, que se encuentran en los pescados azules y en aceites vegetales como el aceite de oliva, el de onagra o el de borraja, tienen propiedades regenerativas y antiinflamatorias que funcionan muy bien para prevenir las alergias alimentarias.

Antioxidantes

La quercitina es un flavonoide que se encuentra en muchas frutas y verduras y que destaca por sus propiedades antioxidantes.

Además, ayuda a reducir los procesos inflamatorios que se producen en algunas alergias alimentarias y a disminuir la excesiva permeabilidad de la pared intestinal. Si se toma en forma de suplemento, la dosis recomendada es de 250 mg tomados media hora antes de tres principales las comidas.

antioxidantes

Estos remedios naturales pueden ayudarte a minimizar y evitar los síntomas de las alergias alimentarias, pero es tu médico quien te recomendará el tratamiento adecuado para tu caso concreto.

La prevención es una de las herramientas más eficaces para controlar las reacciones alérgicas. Recuerda leer bien el etiquetado de cada producto para evitar aquellos ingredientes que pudieran causarte alergia.