¿Cómo inviertes en las relaciones virtuales?

Gracias a los adelantos tecnológicos, tenemos la oportunidad de establecer contacto con gran variedad de personas. ¿Cómo influye eso en tu día a día?

Para mí ha sido muy positivo. Puedo interactuar con bastantes personas, intercambiar con ellas ideas y experiencias. A pie de calle, me hubiera resultado más difícil encontrarme y hablar con tanta gente.

Aun así, dentro de las numerosas oportunidades para interactuar, trato de ser selectiva. Porque el mundo virtual es muy entretenido.

Y, sin que uno se dé cuenta, a veces termina atrapado en interacciones vacías, que recortan el tiempo que uno puede invertir en otras relaciones, más significativas o profundas (en el mundo virtual o en el físico).

teléfono móvil

Me pregunto qué sentido tiene discutir o enfadarse con personas que uno no conoce, como pasa en los hilos de comentarios de algunos periódicos, por ejemplo.

En la vida social, cada uno tiene sus necesidades y preferencias. Cada cual elige con quién quiere invertir su tiempo y sus energías. Y está bien, cuando uno se siente a gusto con sus elecciones.

Si a ti te encanta el mundillo de las redes sociales y te llena interactuar cada día con un montón de gente, no seré yo quien diga que eso no es importante.

Que a mí no me apasione estar tan conectada, es lo de menos. Que a mí me aburra Facebook, es cuestión mía.

Lo que sí tenemos en común es la necesidad de comunicarnos, de relacionarnos con otras personas. Y, a partir de ahí, cada uno decide en qué relaciones virtuales va a invertir, porqué, cuánto y hasta dónde.

¿Qué es lo que tú buscas? ¿Entretenimiento, aprendizaje, diversión, evasión, conexión profunda? Sea lo que sea, invierte bien tu tiempo y tu energía.

  • Si quieres diversión, pasa de darle comba al troll que aprovecha cualquier ocasión para dejar comentarios de mal gusto.
  • Si quieres conexión profunda, busca a personas con quienes puedas conectar y no pierdas el tiempo en chismes superficiales.
  • Si lo que quieres es desconectar y relajarte, no te metas en espesuras.

Oportunidades hay para todo eso y más, dados los millones de personas que formamos parte del universo virtual. La cuestión es elegir bien.

¿Qué tal se te da a ti? ¿Cómo inviertes en esas relaciones?

Imagen de sparktography