Conecta contigo

Reconozcamos que las nuevas tecnologías nos brindan muchas oportunidades para conocer personas interesantes y relacionarnos.

Sería estupendo que aprendiésemos a aprovecharlas sin renunciar a esos espacios de soledad en los que uno se encuentra consigo mismo. ¿No te parece?

Hay personas que le tienen un miedo atroz a la soledad, porque confunden este espacio de calma con el sentimiento de sentirse solo.

Obviamente, no son lo mismo. Es más, puedes experimentar un sentimiento de soledad más profundo ese día que estás compartiendo un mensaje en Facebook, por ejemplo. Ves gente conectada, docenas de amigos en tu perfil y ninguno le presta atención a lo que estás diciendo. Qué ironía.

a solas

La soledad (deseada, claro) es ese espacio que tú te regalas para ordenar tus pensamientos, para descubrir quién eres, qué valores te mueven, qué te hace feliz, etc. Eso sólo lo puedes hacer cuando conectas contigo, a solas.

Es cierto que, gracias a los demás, descubres mucho sobre ti mismo. Pero ellos te ofrecen una perspectiva diferente (cada persona la suya).

No puedes depender únicamente de la visión de los demás para saber quién eres y qué quieres hacer con tu vida. Te volverías loco conciliando tantos puntos de vista diferentes.

Además, eres tú el responsable de decidir sobre esas cuestiones (tus valores, tus necesidades, tus metas). Y, para descubrir las respuestas, son necesarios esos ratitos de introspección.

Ratitos que cada cual vive a su manera. Unos meditan, otros escriben un diario, otros se relajan en una habitación antes de irse a dormir, otros paseamos por el campo…

Además de (1) disfrutar de la calma, en ellos (2) cultivamos una relación que durará toda la vida: la que tenemos con nosotros mismos. Y, al invertir en esa relación, (3) también salen beneficiadas nuestras relaciones con los demás. (Triple ganancia.)

Otra ironía: Tan vacía que parece la soledad y hay que ver la de tesoros que podemos encontrar en ella. 🙂

Comments

  1. Buena entrada! También hay quienes no quieren estar solos por temor a estar consigo mismos… Así a los pensamientos se los oye más fuerte

    • Casandra - TBM says:

      Es cierto lo que comentas, Belén. Conozco a personas a quienes no les gusta quedarse a solas consigo mismos. Es como si se cayeran mal. 😮
      Gracias por comentar. 🙂