¿Te cuesta concentrarte en primavera?

Quedan atrás los oscuros días de invierno. ¡Ya estamos en primavera! ¿Cómo te afecta este cambio de tiempo? ¿Te cuesta más concentrarte?

Hay personas que sufren alergias. Otras, se las ven con la astenia primaveral. Y unos cuantos afortunados estamos más contentos, más enérgicos, pero también más distraídos en estas fechas.

Cómo nos vamos a concentrar, si de lo que tenemos ganas es de salir a pasear o de sentarnos en una terracita a disfrutar del buen tiempo. En fin, pensemos que esto pasa porque suben los niveles de serotonina.

Eso debería ser positivo. La energía y los buenos ánimos propician la concentración. La cosa es que nos concentramos más en el tiempo tan bonito que hace que en la tarea que tenemos delante.

campo en primavera

¿Te pasa algo así? Ahí van tres propuestas para remediarlo:

Planea actividades en el exterior

Decide qué días o qué horas vas a disfrutar del buen tiempo que hace en la calle. No te pases el día entre cuatro paredes (aunque estés de exámenes).

Elige la actividad que te guste y ponla en tu agenda (pasear, correr, asistir a un festival, etc.).

Serás más productivo en lo que hagas antes de esas actividades, porque la diversión está garantizada y es más sencillo convencer a tu mente de que se centre por un rato. Y también después, porque volverás relajado y contento al trabajo.

Aprovecha pequeñas oportunidades

Airéate y re-energízate durante el día aprovechando las pequeñas oportunidades que se presenten para disfrutar del buen tiempo.

Por ejemplo: Camina o usa la bici (en lugar del coche o del transporte público). Si haces una llamada personal, siéntate en un banco del parque durante la misma. En los descansos, asómate a la ventana y admira las vistas.

Son pequeños detalles que cuentan. Cuando vuelvas a la tarea, te costará menos concentrarte.

Estructura el trabajo

El remedio para la alegre dispersión que llega con el buen tiempo es un poco de orden. Habrás de ayudar a la mente a que se enfoque poniendo en práctica medidas como éstas:

  • Elige qué tareas vas a hacer hoy y ponlas en orden de importancia.
  • Decide a qué hora empieza y termina cada tarea.
  • Hazlas de una en una, comenzando por la más importante.
  • Procura terminar cada tarea en el tiempo que has estimado.
  • Y añade actividades placenteras que harás cuando termines el trabajo.

[Más explicado, aquí: Ideas para cuando estás muy distraído y necesitas concentrarte.]

¡Venga! Termina pronto el trabajo. Dale ritmillo. También tendrás muchos ratos para disfrutar de la primavera. Que así sea.