¿Por qué te interesa organizarte mejor?

Partamos de que eres una persona ocupada. Hay una variedad de asuntos que te esperan cada día a los que vamos a llamar “trabajo” (el de fuera, el de casa, los estudios, etc.).

¿Por qué es una buena idea que encuentres una manera de organizarte en el trabajo? ¿Para qué te interesaría ser productivo? ¿Qué ganas con eso?

Ganas bastante. Mucho más que si te levantas cada día y atiendes tus responsabilidades conforme van llegando.

organizarte

1) Aumenta tu eficiencia

Cuando das con la manera de hacer las cosas bien y a buen ritmo, avanzas más y te fatigas menos.

Ese avance se traduce de una manera u otra, dependiendo del trabajo al que nos refiramos: Tu negocio o tus estudios progresan. Si trabajas en una empresa, te conviertes en un activo valioso. Y el trabajo de casa no te ocupa todas las horas del día.

2) Sacas tiempo para otros menesteres

Las ventajas de organizarte menor no se quedan en el trabajo. Ya que cumples con esas tareas, te quedan energía y tiempo para invertirlos en ti, en tus relaciones personales y en tus hobbies.

Quizás no todo el tiempo que a ti te gustaría. Pero bastante más que si no te organizas en absoluto.

3) Ganas en salud y en satisfacción vital

Encuentra la manera de organizarte y recortarás en estrés. Como poco, dormirás más tranquilo y, a la larga, te sentirás mucho mejor.

Además, como consecuencia de todo lo anterior, estarás más satisfecho con tu vida, más contento.

Es natural. Sacas el trabajo adelante, cuidas de tus relaciones, tienes tiempo para ti y estás relajado. ¿Cómo no va a traducirse eso en bienestar?

Busca la manera

Si te estresas horrores en el trabajo; si cada vez ocupa más horas; si te sientes estancado en el mismo; si apenas te deja tiempo para disfrutar con tu familia y amigos…  ¡busca soluciones!

Seguro que encuentras la manera de organizarte mejor. Tal vez, eliminando tareas, delegándolas, encontrando la manera de cumplir con ellas más rápido, evitando distracciones mientras trabajas, rehaciendo tu horario, etc.

Conclusión: Desde luego que te interesa ser organizado en tu trabajo (sea el que sea).

Compruébalo por ti mismo (si aún no lo has hecho). Introduce una pequeña mejora en la organización de tus quehaceres diarios y verás cómo repercute en lo demás.