A la gente no le importa

¿Estás dando demasiada importancia a lo que la gente opina de ti? Quizás te inquieta lo que puedan pensar de tu trabajo. O crees que se impresionarán cuando vean tu coche nuevo, tu casa o tu corte de pelo.

Eso es lo que llaman “spotlight effect”. La realidad es que a los extraños les importa muy poco lo que hagas, dónde vivas o lo que te pongas. Cada uno está más pendiente de sí mismo (y puede que de sus personas cercanas) que de ti.

Si ganas un dineral. Si te das unas vacaciones de lujo. Si cenas en restaurantes de cinco tenedores… Da igual. Ellos no están pendientes de ti. En todo caso, no tanto como tú crees.

Pueden sentir curiosidad.  O admirarte un rato para olvidarte en cuanto te des la vuelta. O envidiar fervientemente tu casa, tu coche, tu reloj, cualquiera de tus circunstancias, sin que tu persona les importe demasiado.

personas

No des por sentado que te venerarán por tener ese cochazo, por tu estilazo o por otros lujos. Quizás lo hagan un puñado de personas en un momento determinado. No tantas. No por mucho tiempo.

¿Acaso a ti te importa profundamente lo que cada uno se ponga, en qué se suba o adónde vaya?

Antes de pensar que te has equivocado de blog, espera. Lo anterior es muy positivo y liberador, si lo piensas bien.

Porque, cuando asumes que a la mayoría de la gente apenas le importa lo que hagas con tu vida, te deshaces de ataduras y te animas a correr riesgos que antes, por lo que pudieran pensar, no corrías.

Así es que sal a la calle como gustes, emprende lo que deseas y no te prives de vivir a tu manera. No vale la pena que te desgastes tratando de impresionar o de agradar. Una preocupación menos, ¿no? 😀

Imagen de ERIO