Rompe con lo que fuiste

Cada una de las decisiones que has tomado te han conducido al momento presente. ¿Significa eso que estás limitado por lo que hiciste en el pasado?

Como todos, tienes límites. Pero lo que hiciste ayer no tiene porqué ser decisivo en lo que hoy vas a hacer. En este día puedes romper con lo de siempre y elegir algo distinto. Aunque sea pequeño, tienes algún margen de maniobra.

En cualquier momento, puedes decidir comportarte de otra manera; hacer las cosas de un modo diferente; abrirte a otras opciones.

¿Para qué vas a lamentarte sobre lo que no hiciste ayer? Haz algo ahora.

¿Para qué analizas tanto las opciones en las que te equivocaste? Toma mejores decisiones a partir de ahora.

¿De qué sirve que te castigues sobre lo que deberías haber hecho o dicho aquella vez? Decidiste lo mejor que pudiste en ese momento. Lo que cuenta es que ahora, con lo que has aprendido, puedes tomar otra decisión.

elegir

Mira hacia delante

Cada día tienes la opción de hacer las cosas como las has hecho hasta ahora; de ser como has sido hasta ahora. Y la opción de hacer las cosas de un modo distinto.

Seguro que estás contento con muchas decisiones que tomaste, así como con cualidades personales que quieres que sigan siendo parte de ti. Protégelas. Cuídalas.

Y también, como nos ocurre a la mayoría, habrá decisiones, cualidades menos positivas o hábitos con los que no estás tan contento. ¿Para qué conformarte con las cosas como están, cuando puedes hacer que sean de otro modo?

Si quieres, puedes cambiarlas. Tal vez sea difícil o lleve mucho tiempo. Y, quizás, antes de ver cambios fuera, necesites cambiar por dentro.

Lo que cuenta es que no estás atado a lo que has hecho toda la vida. Hoy tienes la oportunidad de hacer algo diferente.