¿Las redes sociales te quitan mucho tiempo?

El enganche de las redes sociales es fascinante. Entras en alguna de ellas y, antes de que te des cuenta, el reloj ha avanzado… ¿una hora? ¡Oh, no!

Hasta las personas que nos aburrimos en las redes sociales hemos tenido días de ésos en los que entramos y quedamos atrapados en la telaraña. ¡¿Cómo será en el caso de alguien que disfruta muchísimo compartiendo en las redes sociales?!

Seguramente, quienes son más aficionados tienen sus trucos para divertirse en Internet sin que ello interfiera con el resto de actividades que quieren hacer.

No obstante, si tú acabas de descubrir el embrujo de las redes o aún no has establecido unas pautas para usarlas, quizás quieras considerar estas propuestas.

redes sociales

1. Desactiva las notificaciones. Sólo van a distraerte de lo que estás haciendo, sea lo que sea. Total, en un rato vas a enterarte de lo que se pasa por allí.

2. Decide cuándo entrar. ¿Será en tu tiempo de descanso? ¿Por la tarde, después de trabajar? Hazle unos huecos concretos a las redes sociales. Así disfrutas de esta actividad sin que se coma tiempo de las otras.

3. Establece un límite de tiempo. Aunque te cueste, limita el tiempo que vas a estar conectado. Tú decides si son cinco minutos o una hora. Si lo necesitas, ponte una alarma que te recuerde cuándo salir.

4. Sé selectivo. No te hace falta leer todas las noticias o comentarios, ni estar al tanto de todo lo que publican cada uno de tus contactos, ni entrar al trapo en discusiones que ni te van ni te vienen, entre otros ejemplos.

Dales prioridad a las relaciones que más te aporten o a las actividades que prefieras. Y, si usas las redes sociales para promocionar algún producto o servicio, con más motivo: Ten una finalidad en mente cuando entres en la red.

5. Equilibra. Cuenta más la calidad que la cantidad. En el tiempo que tú establezcas, bien aprovechado, lo puedes pasar igual de bien (o mejor) que si te tiras todo el día entrando y saliendo de las redes para no perder comba.

Además, puedes reír, convivir, compartir… y dejar un espacio fuera de la red para relacionarte con tu gente, para vivir otras experiencias (y para cumplir con la obligación, claro).

En mi caso, las veces que entro en las redes sociales al cabo del año se pueden contar con los dedos de una mano. No consigo encontrarles el gusto. Pero, ya que tú sí, ¡pásalo muy bien!

Encontrarás la manera de disfrutar de las redes sociales sin quitarles tiempo a otras cuestiones importantes. Seguro que sí. 🙂

Imagen de Chris Potter