Encontrarás el modo

Es maravilloso que te venga todo rodado y que te encuentres en las condiciones idóneas para hacer lo que quieres hacer.

Quién va a negar que es preferible tener el entorno a favor, contar con el conocimiento que necesitas, disponer de las herramientas al alcance de la mano… Eso es lo ideal. Tan ideal, que no ocurre a menudo.

Cuenta con que la mayoría de las veces las circunstancias no serán tan perfectas. Qué voy a contarte… Seguro que ya lo sabes. Como también sabes que eso no tiene porqué frenarte.

Que las circunstancias estén lejos de lo perfecto no es una excusa para esperar indefinidamente a que “se perfeccionen”. No es un impedimento para que actúes con lo que sabes ahora y con lo que tienes a mano.

lupa

La paradoja del asunto es que, cuando partes de una situación no tan favorable en la que has de esforzarte más, es probable que descubras diversos modos y maneras de seguir adelante, que quizás no hubieras descubierto partiendo de un escenario ideal.

Las limitaciones se transforman en ventajas cuando de ellas obtienes un aprendizaje que será muy útil para superar los siguientes obstáculos.

Así que déjate de excusas. Acepta el desafío y lucha por lo que quieres. Recuérdate que, venga lo que venga, te adaptarás a ello como lo has hecho tantas veces en las que no te ha quedado de otra.

Encontrarás el modo… una vez más. 😉