Puedes elegir

Puestos a imaginar, imagina que puedes elegir un estilo de vida que vaya contigo. ¿Cómo sería?

Dibuja en tu mente el entorno donde se desarrollaría. ¿Con quién te gustaría compartir esa vida? ¿Qué actividades te ves haciendo en el curso de un día cualquiera?

Si pudieras elegir tus prioridades, ¿cuáles serían? Si pudieras decidir en qué inviertes tu tiempo, tu energía y tu experiencia, ¿a qué le dedicarías esos recursos?

Cuando termines de leer esto, ¿qué tienes pensado hacer? ¿Eres consciente de que, a cada momento, con cada decisión que tomas, le estás dando forma a tu vida?

elegir

Lo bueno es que puedes elegir. Esto no es un mero ejercicio para la imaginación. Ahora puedes elegir. Y, en el siguiente momento, también puedes elegir.

Quizás, en un momento dado, no tengas mucho donde escoger. Pero opciones siempre habrá. Y, cada una que elijas, te acercará o te alejará de la vida que tú quieres.

Recuérdalo. Recordémoslo. Ya que podemos elegir, elijamos bien. 😉

Comments

  1. Yorleidy says:

    Primero quiero agradecer por publicar este artículo, como siempre, es muy práctico y me gusta mucho. Siempre he sido partidaria de la idea de que nuestro destino lo hace uno mismo y de que lo que serás mañana es producto de las decisiones que tomes hoy.

    Gracias, por todos tus artículos, siempre me ayudan; siento que cada día soy mejor persona y he podido aprender a ver la vida de una forma más bonita.

    Saludos desde Venezuela.

    • Casandra - TBM says:

      Gracias a ti, Yorleidy. 🙂
      Tus palabras también me animan a mí y estamos juntos en esto. Juntos tratando de aprovechar y disfrutar la vida.
      Besos!