¿Cómo te explicas que te hayan rechazado?

¿Qué explicaciones te das a ti mismo cuando cometes un error o cuando te rechazan?

¿Te has dado cuenta de que, según la explicación que elijas, vas a sufrir más o menos?

Imagina que te despiden del trabajo. O que la persona de quien estás enamorado te dice que no le interesas. ¿Cómo te lo cuentas a ti mismo?

Es difícil. A tu autoestima le puedes dar el golpe de su vida, dependiendo de las conclusiones a las que llegues.

puerta cerrada

Quedémonos con el ejemplo del trabajo. ¿Qué razones encuentro para que me hayan rechazado? Naturalmente, puedo elegir:

  1. Me han rechazado porque no valgo. Mi currículum es un desastre. Y, para colmo, un chimpancé sin adiestramiento habría hecho una mejor entrevista que yo.
  2. Me han rechazado porque ya tenían a un enchufado para el puesto y lo de la selección de personal era puro trámite.
  3. Me han rechazado porque la vecina me echó mal de ojo.
  4. Me han rechazado porque mi perfil no se ajusta a lo que ellos están buscando.

¿Con cuál me quedo de ésas? Creo que con la última: Mi perfil no se ajusta a ese trabajo… (O, jugando con la idea: Otros trabajos van más conmigo.)

¿Por qué elijo ésa? Porque siento que es una explicación razonable. Además, es la que me va a permitir seguir buscando otros trabajos, ya que no estoy poniendo en duda mis capacidades.

¿Quiere decir que esa explicación es “la buena” y las otras son falsas? No necesariamente. Lo demás podría ser cierto.

La vecina podría estar deseándome el mal (muy fructíferamente, al parecer). En la empresa quizás piensen en enchufar a otro. Tal vez, la entrevista no me salió muy bien y ellos se horrorizaron con mi currículum.

Mmmm… Bueno, ésa última parte sí puede serme útil para corregir errores y prepararme las futuras entrevistas. Ésa y la explicación número 4: Otros trabajos son más apropiados para mí.

El resto decido descartarlo.

¿Dónde llegamos? Llegamos a que tú puedes elegir las explicaciones que te das a ti mismo cuando te rechazan o cuando las cosas te salen mal.

Y, ya que puedes elegir, elige aquello que te sirva para seguir adelante. Puedes prescindir de las explicaciones penosas que te apresan en un mundo de sufrimiento y paranoia.

Incluso aunque estén totalmente acertadas (que no suele ser así) no te sirven. Quédate con las explicaciones que sí vayan en línea con lo que quieres hacer. Es una idea.

Imagen de MarS

Comments

  1. Bueno ¿y el ejemplo del amor?

    • Casandra - TBM says:

      Hola, Luis.
      Creo que viene a ser lo mismo en ese caso. Si me rechazan, puedo “explicarme” (entre otras) que lo han hecho porque no soy lo suficientemente buena. O puedo pensar que a la otra persona le gustan más ciertas características que, antes que en mí, encuentra en otro.

      La segunda explicación no excluye la posibilidad de que encuentre a alguien que sí esté interesado en mí y en compartir lo suyo conmigo. Encuentro más creíble y más útil esta explicación que la primera. 🙂

  2. Muy bueno, y ya puestos, un poco de orgullo de ese de “nena, tú vales mucho” :
    “Ellos no saben lo que se pierden”.
    Feliz fin de semana.
    Un abrazo.

    • Casandra - TBM says:

      Ja, ja… Eso, eso… Y que no quede en la expresión. Hay que creérselo, porque cada uno tiene sus cosas buenas. Nosotros tenemos que ser los primeros en darles valor. 😀

      Besos, Malú. Feliz semana!!