Ahorro: Variaciones sobre el reto de las 52 semanas

¿Te cuesta ahorrar? Hace tiempo que se popularizó en EE.UU. el reto de las 52 semanas. La idea tuvo tanto éxito que se extendió a otras partes del mundo.

Por si no lo conoces, el reto consiste en guardar en tu hucha la cantidad de dinero que corresponda a la semana del año. Semana 1 =1 € (o la moneda en la que te manejes); semana 2 = 2 €; semana 3 = 3 €…  Hasta llegar a la última semana del año: semana 52 = 52 €.

Si eres disciplinado y cumples con el plan, al final del año tendrás en la hucha 1378 €, que podrás destinar a lo que tengas pensado.

Ventajas de esta idea son: (1) que convierte el ahorro en un juego (con un jugoso premio al final) que, para mayor motivación, puedes compartir con otros que también participen del reto y (2) que entrenas tu paciencia y tu capacidad para hacer algo consistentemente.

moneda

Una desventaja es que, para quienes tenemos unos ingresos raquíticos, se complica según van pasando los meses. En mi caso, aguantaría el ritmo hasta junio como mucho.

Pero, como la idea del ahorro periódico es muy buena, siempre podemos hacer variaciones para adaptarla a nuestra situación. Por ejemplo:

  • Ahorrar en conjunto: Si compartes el reto con tu pareja, cada uno pone dinero en la hucha en semanas alternativas.
  • Cortar la cantidad: En lugar de ahorrar 1 € en la semana 1, lo partes por la mitad: 50 céntimos en la semana 1; 1 € en la semana 2; 12 € en la semana 24, etc.
  • Ahorrar hasta una fecha determinada: ¿Te ves cumpliendo el plan sólo hasta junio? Pues hasta junio. Sin agobio, habrás juntado 351 € en la semana 26.
  • Ahorrar una cantidad fija: Para repartir el esfuerzo durante el año, estableces echar en la hucha 10 € a la semana (15 a la quincena, 40 al mes… o como gustes).

Según mi experiencia como ahorradora, la última es la más sencilla. Yo utilizo ese procedimiento para cubrir los gastos imprevistos (que no son tan imprevistos, porque siempre surge alguno).

Tengo programada una transferencia automática mensual (pequeñita) a una cuenta de ahorro de un banco distinto al que utilizo. Cuando surge un gasto no contemplado en el presupuesto, acudo a la cuenta salvavidas.

Y ahora te voy a contar cómo y para qué utilizo el ahorro de la hucha, por si te gusta la idea.

hucha, ahorrar

¿A qué vas a dedicar el dinero de tu hucha?

El ahorro ha de tener una finalidad: unas vacaciones, una boda, gastos imprevistos, tu retiro, etc. Para que sea más fácil ahorrar, has de partir de ahí. Y, después, encontrar el método que a ti te funcione para llegar al objetivo.

Yo utilizo distintos métodos para ahorrar, según el objetivo que me trazo. El de la hucha es muy divertido y gratificante: hacer un sorteo para la familia el día de Nochebuena.

En este caso, el procedimiento también es simple: Empiezo a ahorrar en enero. Durante el año, voy guardando en la hucha pequeñas cantidades. No me pongo una cantidad fija. Una semana puedo echar 5 €, otra 2 €, otra 5 céntimos, etc.

Si veo que alguien de la familia necesita alguna cosa y yo puedo regalársela, se la regalo. Pero no les compro regalos de cumpleaños ni de Navidad. Ésos van a la hucha.

Conforme va acercándose el día del sorteo, todos ellos están contentos pensando en qué van a hacer con el dinero si les toca.

Y yo estoy contenta durante todo el año pensando en lo bien que le va a venir ese fondo al agraciado que, como todos en la familia, está pasando por estrecheces económicas.

El sorteo de la hucha se ha convertido en una tradición familiar bastante simpática donde todos compartimos ilusión. Y el ganador, además, puede destinar el dinero a lo que de veras necesita.

Es mi versión del reto de las 52 semanas, aunque conocí el original después de iniciar mi tradición de la hucha. (Por cierto, como estamos en enero, estoy estrenando una nueva.)

La idea esencial de todo lo escrito es que, ahorres para lo que ahorres, busques la manera de ponértelo lo más fácil posible. Y, si lo puedes hacer divertido, tanto mejor. ¿Qué te parece?

Comments

  1. YELITZA says:

    Me Gusta 😀

  2. Hola! Llevo algunas semanas leyendo tus buenos momentos y te agradezco por todo lo que publicas, son cosas realmente interesantes y me indentifico mucho con lo que escribes. Hace mucho tiempo que quería dejar un mensaje para agradecerte por todo esto y felicitarte, así que hoy es el día. Acabo de descubrir el reto de 52 semanas y me encanta la idea, así que lo voy a aplicar. Otra vez gracias por todo porque realmente disfruto muchísimo leyendo tus buenos momentos.

    • Casandra - TBM says:

      Muchas gracias a ti, Zaina.
      A ver si se nos da bien lo de la hucha. 😀
      Me motivan un montón tus palabras. 🙂