Ideas para subir la cuesta arriba y seguir con tu objetivo

Muchas personas se quedan a medio camino de sus objetivos por tirar la toalla antes de tiempo.

Los resultados tardan en llegar o el progreso se hace dificultoso. Ante ese panorama, se desaniman y sienten que no llegarán al final.

Seguramente, te ha pasado a ti también. Has abandonado objetivos, importantes o poco importantes, como hemos hecho muchos cuando el panorama se ha complicado de lo lindo.

A veces, ha sido un acierto. Otras, no. Cuando el objetivo vale la pena, seguir un día más es, tal vez, la mejor opción hasta tener claro si deseas abandonarlo definitivamente.

Las ideas que siguen son para resistir en esos días de cuesta arriba.

cuesta arriba

1. Céntrate en los pasos de hoy

Ocúpate de las acciones de hoy. Y, aunque avances poco, aparece en escena y cumple con ellas.

No reflexiones sobre lo mucho que te queda hasta llegar al final. No le des vueltas a las dudas que te gritan que abandones. Hoy, no más deliberaciones de este tipo.

Piensa sólo en la tarea o acción que tengas entre manos y, después, en la siguiente.

2. Re-motívate hoy

Recuerda porqué es importante ese objetivo. Deja que te den fuerza esas razones por las que decidiste luchar por él.

Considera este día como una oportunidad. El día que llegues a la meta lo harás gracias a que muchos días (incluido éste) te esforzaste por ello.

Rodéate de buenas influencias. Personas que te apoyan. Gente luchadora. Música e imágenes que te inspiran. Frases y pensamientos que catapultan tus ánimos hacia arriba. Etc.

Trátate bien. Forma parte de esas buenas influencias siendo tu aliado incondicional.

3. Asume la responsabilidad de tus acciones

¿Has cometido errores? Tampoco estás solo en esto.

Asume tu responsabilidad para solucionar lo que esté a tu alcance: distracciones, días en blanco, fallos tontos… o lo que sea. Enmienda lo que puedas, aprende de las meteduras de pata y sigue caminando.

Tu objetivo no te lo regala nadie. Tendrás que ganártelo y luchar por él, incluso en los días en los que menos te apetezca y las circunstancias estén en contra.

Encuentra la manera de seguir adelante un día más. ¡Sube la cuesta arriba!

Imagen de jenny downing