Remonta esos ánimos, aunque sea invierno

No es casual que invierno e infierno sólo se diferencien en una letra. Para mí son tan parecidos… Lo mismo me da un invierno infernal que un infierno invernal. 😀

La misma estampa se dibuja en mi mente: Viento cortante, sol huidizo, nubarrones y un ocasional estiércol blanco que cae del cielo. (Ya. La palabra “nieve” es más bonita.)

Muchos tienen dificultades para animarse en invierno. Sobre todo, quienes hacen lo mismo que yo y se crean su propio “inFierno” regodeándose en lo mal que lo pasan.

Pero esto no tiene porqué ser así. Nadie tiene porqué congelarse en la tristeza hasta que llegue la primavera.

abrigada

Partamos de que la depresión estacional pega duro, especialmente en enero, cuando las fiestas quedan atrás.

Los días comienzan a alargar, pero muuuy despacio. A la falta de luz y al frío, se le suma la vuelta a la rutina. Y, además, la cuesta económico-emocional de enero, donde te encuentras con deudas (espero que no) y la subida inevitable de ciertos recibos.

Efectivamente, las circunstancias son poco amables. Pero ahí estás tú para decidir cómo te lo vas a tomar y qué medidas vas a adoptar para ayudarte a subir los ánimos.

El meollo está en no dejarse fulminar por las emociones borrascosas y en hacer lo posible para estar un poquito mejor. Por ejemplo, lo que ya sabes:

1. Exponte a la luz. Deja que la luz diurna entre en la casa. Y, si vas a renovar alguna bombilla, elígela de las que dan luz parecida a la solar. Una de ésas tengo yo en el estudio. La tarde se me alarga un ratito gracias a ella.

2. Haz ejercicio. En invierno es una delicia quedarse sentado y calentito mientras lees o ves una película. Hazlo. Pero no te olvides de mover el cuerpo un rato. Eso también te levantará los ánimos, aunque en el primer minuto no lo parezca.

3. Sal fuera. Aprovecha el sol que haya para dar un paseo. Abrígate un poco y camina por ahí.

4. Busca actividades divertidas. Invéntate un proyecto. Dedícale unas horas a tu hobby preferido. Planea una escapada de fin de semana. Aprende una cosa nueva. Etc. En esencia, busca actividades con las que te sientas bien y practícalas.

5. Habla con tu médico si nada de lo anterior funciona. Tal vez con una analítica descubra que es necesario que hagas cambios en tu dieta… o qué sé yo. Deja que él/ella te eche una mano.

La moraleja de todo esto es que tú puedes elegir cómo pasas esta estación. Y, si se te hace difícil, alguna idea encontrarás para estar un poquito mejor.

Estos días fríos se te harán más amenos si cuidas de ti e inviertes tiempo en actividades agradables. La primavera llegará pronto y te encontrará con una sonrisa. 🙂

Comments

  1. Hola!
    Muchas gracias por tus buenos consejos, sie pre positivos! 😉
    Has oído hablar del GABA 750? me lo han recomendado para mejorar el estado de ánimo…
    Muchas gracias!

    • Casandra - TBM says:

      Hola, Fina! 🙂 No había leído nada sobre el GABA. Ha sido gracias a ti que he estado leyendo sobre este químico. Gracias.

      Personalmente, habiendo otras soluciones al alcance de mi mano, no recurriría a este fármaco (mucho menos por mi cuenta). En mi opinión, se toman medicinas para mejorar el estado de ánimo o aplacar el estrés que son innecesarias y que pueden tener efectos secundarios. Lo que arreglas por un lado, lo estropeas por otro… Y terminas tomándote cada vez más pastillas y potingues.

      Antes de los químicos, yo probaría a adoptar unos hábitos saludables. Y, si no me sale, entonces iría al médico. Aunque ésa es sólo mi opinión. Espero que tú decidas lo mejor en tu caso.

      Muchas gracias a ti. 🙂