¿Qué distracciones se comen tu tiempo libre?

Las distracciones te rodean. Cualquiera de ellas puede capturar tu atención. Y, una vez que lo hagan, quizás te cueste retomar el hilo de lo que estabas haciendo.

En el trabajo, batallamos con las distracciones para terminar bien y a tiempo las tareas.

En mi caso, suelo quitarle el sonido al teléfono mientras trabajo. Porque, aunque no lo atienda en ese rato, los segundos en los que suena son suficientes para distraerme.

En general, en el ocio somos más permisivos con las distracciones, a pesar de que el perjuicio que nos ocasionan sea el mismo: un recorte de tiempo y de satisfacción en las actividades que realizamos.

smartphone

Pongamos que me estás contando lo que hiciste durante el fin de semana. Suena una notificación en mi teléfono. Le echo un ojo. Y… “Perdona. ¿Qué me decías?

La más breve interrupción puede sacarnos fuera de juego en cualquier actividad. (Tal vez yo soy demasiado propensa a distraerme y por eso tengo el teléfono mudo casi todo el tiempo.) 😆

Otra peculiaridad fastidiosa de las distracciones es que es difícil precisar el tiempo real que consumen, sobre todo ésas que son especialmente adictivas para cada quien.

A mí me puede parecer que sólo he dedicado escasos minutos al día a ver la tele, a mirar el correo u otras páginas en internet. Y seguramente me sorprendería si contara cuántos minutos fueron realmente.

Vale que cuido de que esas distracciones interfieran lo menos posible en mi trabajo. Pero, caramba, dejo que me roben tiempo de ocio y de descanso efectivo.

La solución sería la misma que para los asuntos “serios”: fijarme más en lo que hago cuando no estoy trabajando; tomar nota del tiempo de más que empleo en mis distracciones frecuentes.

¿Para qué? Para recortar o eliminar lo innecesario. Vería mis programas favoritos en la tele y seguiría paseando por internet, pero eligiendo cuándo y cuánto tiempo.

En eso estoy. Estos cambios de hábitos se hacen poco a poco. Con la tele ya lo he conseguido. Con internet sigo progresando. 😉

¿Cómo lo llevas tú? ¿Hay distracciones que se comen parte de tu tiempo libre? ¿Podrías recortar en algunas?