¿En qué vas a sumar hoy?

Cada día que despiertas tienes la oportunidad de realizar pequeños avances allá donde tú decidas. Avances que se sumarán a los que ya has hecho y que mañana serán la base desde donde sigas sumando.

Las pequeñas sumas suelen ser fáciles de hacer: un abrazo que refuerza una relación, una monedita más en la hucha, un ratito haciendo ejercicio… Quizás su mayor inconveniente es que, como son tan fáciles, no les damos importancia y nos las saltamos.

En un día común y corriente, como éste mismo, perdemos la perspectiva. No advertimos el poderoso alcance de las acciones pequeñas. Olvidamos que, gracias a ellas, construimos con el tiempo cosas valiosísimas.

Por eso es necesario que lo recordemos a menudo. Las pequeñas acciones realizadas consistentemente nos cambian la vida.

pieza

Los giros inesperados que suponen enormes cambios positivos (o negativos) son menos frecuentes.

Pero, con estas pequeñas sumas, sí que podemos contar a diario. Tal vez sean imperceptibles en un día dado, muy poquita cosa. Lo que no impide que con el tiempo se transformen en algo grande.

Y hoy tenemos unas cuantas oportunidades para sumar: un pasito aquí; un ajuste allá; una pequeña mejora en el otro lado. Con las acciones que realicemos estaremos progresando, moviéndonos en la dirección que queremos.

¿En qué vas a sumar tú? ¿Qué oportunidades vas a aprovechar HOY para darle forma a la vida que quieres?

Visto así el día, con oportunidades y sumas que celebrar, dan más ganas de ponerse manos a la obra con las cuestiones importantes en las que cada uno de nosotros trabaja, ¿no?

Pues, ¡adelante! Porque el día de hoy vamos a sumar (donde a cada cual le interese). 🙂

Comments

  1. Luis Ángel Pérez says:

    No, lo del abrazo no es fácil

    • Casandra - TBM says:

      Si esta vez no es en el abrazo, que sea en otra cosa. 😉
      Saludos, Luis.

      Bueno… y un abrazo virtual. Aunque sea de este tipo, ya lo tenemos sumado. 😀