Ideas para moverte más durante el día

Hacer ejercicio una hora al día o varias veces por semana sirve de poco cuando te pasas la mayor parte de las horas sentado. El sedentarismo neutraliza los beneficios del ejercicio físico.

Por nuestra salud, hemos de mantenernos físicamente activos, sin que ello suponga hacer más actividades para sudar a chorros durante el día.

Lo que sí es conveniente y asequible para la mayoría es que sumemos pequeñas acciones del estilo que vas a ver. Si es necesario, las podemos ir incorporando poco a poco a nuestros días.

bicicleta

Empieza el día con movimiento. Tu creatividad manda. Dos o tres flexiones nada más despertar (menos da una piedra), un ratito en la cinta andadora o una sesión potente de ejercicio.

Juega. Si te gustan los videojuegos, prueba también alguno de ésos que involucran movimiento.

• Planea o apúntate a otras actividades moviditas con familia y/o amigos (caminar, bailar, salir en bici, etc.).

• Siempre que sea posible, desplázate a pie (o en bici). Tal vez te motive usar un podómetro u otro artilugio que registre la actividad física.

En casa:

  • Haz tareas domésticas con musiquilla animosa puesta. Puede ser que te muevas más y termines antes.
  • No le temas a levantarte para ir a otra habitación. Aprovecha esas ocasiones. Son molestias saludables cuando llevas un ratote apoltronado en el sofá.
  • Haz flexiones, estiramientos o lo que gustes mientras ves la televisión. O bien, aprovecha los cortes publicitarios para moverte.
  • Camina mientras hablas por teléfono.

En el trabajo:

  • No uses siempre el ascensor. ¡Arriba esas escaleras!
  • Haz descansos periódicos para estirarte o ir al baño.
  • Aprovecha las actividades que puedas realizar en movimiento.

[Aquí lo tienes más desarrollado.]

Hay quienes piensan que aquéllos que trabajamos sentados somos afortunados. Qué va… El sedentarismo es tan nocivo como fumar, según advierten estudios.

Dejando un poquitín de “comodidad” ganamos en energía, buen ánimo, concentración para nuestras tareas, prevenimos enfermedades, etc. Parece un buen negocio, ¿a que sí?

Pues, ¡venga! Movámonos un poquito. 😉