¿Estás seguro de que eres realista?

Tal vez hayas mantenido con un amigo una conversación parecida a ésta:

(Amigo) – No lo voy a conseguir. Probaré, pero no tengo muchas esperanzas de lograrlo.

(Tú) – ¿Y si lo consigues? Has hecho otras cosas difíciles.

(Amigo) – Sí, pero soy realista. Esto es demasiado para mí.

Puede que el amigo esté siendo realista. La meta que se ha planteado requiere (objetivamente) unos recursos de los que no dispone a día de hoy.

Aunque también puede que sólo esté diciendo que es realista porque cree que su interpretación de la realidad es la que más concuerda con la propia realidad. Y puede que no sea así.

error

La realidad es sólo una, con sus cifras, datos y hechos comprobados. La interpretación que cada uno de nosotros haga de esa información es eso: una interpretación.

Una misma situación (cantar en un karaoke, por ejemplo) es interpretada de manera distinta, según cómo piensan las personas que la consideran: es una experiencia divertida, una fricada, una aterradora manera de hacer el ridículo, etc.

Tal vez, el punto de vista del amigo que se ve lejos de lograr su objetivo esté respaldado por los hechos y por la lógica. Eso es ser realista.

Pero, ¿y si se está agarrando a conjeturas, opiniones o patrones de pensamiento distorsionados?

Las personas con la autoestima renqueante pueden confundir “su realidad” con la realidad misma… Y ni cuenta se dan, porque están acostumbrados a pensar de esa manera.

Algunos dicen que son realistas, pero se separan de la realidad cuando la deforman con interpretaciones como:

– A la hora de la verdad, siempre meto la pata.

– Esa parte me salió bien porque era muy fácil.

– Soy un fracaso.

Seleccionar únicamente los aspectos negativos de una situación. Exagerar lo blanco o lo negro. Confundir los sentimientos con los hechos concretos. Precipitarse hacia conclusiones negativas sin analizar la situación con calma.

Todo eso es alejarse de la realidad que, afortunadamente, es más variada. Nuestro amigo no puede presumir de realista, si sólo mira la realidad a través de sus lentes negras.