Recibir con humildad y alegría. ¿Acaso no es generoso?

Quedémonos en las relaciones cercanas. ¿Qué se te da mejor: dar o recibir?

Dar parece que tiene más ventajas: tú controlas (decides qué, cómo, cuándo, cuánto, a quién le das, etc.); eres testigo de que ofreces algo de valor y tu acción es considerada más virtuosa que la de recibir.

Sí, sí… A todos nos han dicho que dar es mejor que recibir, sobre todo por lo virtuoso. Y a bastantes de nosotros nos han entrenado más para dar, que para recibir.

Niña, ¿qué se dice?  – Graciaaaas.

Pasa el tiempo y la niña de la historia está bien entrenada para dar (su atención, su tiempo, sus cuidados, etc.). ¿Recibir? Eso no se le da tan bien.

inseguridades

¡Qué buen trabajo has hecho, María! – Gracias, pero no es para tanto.

María, ¡qué guapa estás hoy! – Gracias… Ya quisiera

¿Quieres que te acerque al centro en el coche? – No, gracias. No te molestes.

María es muy educada. Pero no está dejando que el otro experimente la alegría de haberle ofrecido algo bonito.

Se supone que aprecia a quien le realiza los cumplidos o a quien pretende hacerle un favor. Y, sin embargo, rechaza estos gestos hacia ella.

Recibir también es generoso

Recibir es la cara opuesta de la misma moneda: uno da; otro recibe.

Recibir es generoso, porque con ese gesto permites que las personas que te quieren experimenten lo que tú experimentas al dar.

Recibir te coloca en una posición vulnerable. Otro tiene el control y su autoestima se ve beneficiada con el acto de dar. La tuya, no.

Por eso, en las relaciones con las personas que amas, has de aprender a sentirte bien con la persona que eres, tanto si te toca dar como si te tocar recibir.

Después de todo, cuando recibes estás dándole al otro la ocasión de experimentar abundancia y virtud a través de su gesto.

Recibir con humildad y alegría… ¿Acaso no es generoso…?

¡Qué buen trabajo has hecho, María! – Gracias por apreciarlo, Juan.

María, ¡qué guapa estás hoy! – Gracias, salao.

¿Quieres que te acerque al centro en el coche? – Qué bien. Muchas gracias.

Imagen de Auntie K