Pequeñas prácticas de un perfeccionista que quiere dejar de serlo

Apuntar a la perfección en cuanta cosa se emprende es desgastante. Y frustrante además, ya que pocas veces se consigue que la realidad cuadre con unas expectativas tan exigentes.

He ahí a un perfeccionista que ha llegado a esta conclusión. De ahí que decida centrarse más en el progreso y en hacer las cosas bien hechas, en lugar de en que queden perfectas.

¿En qué se concreta su nuevo enfoque?

enfocar

1. En establecer prioridades. Todo no necesita el mismo nivel de esmero. Por lo que decide distribuir su tiempo y energía dependiendo de lo importante que sea la actividad a realizar.

2. En dividir las tareas en pasos. Para evitar atascarse en detalles, opta por secuenciar en pasos las tareas que pueda. Así se mueve más fácilmente de un paso a otro y deja la revisión para el final.

3. En aceptar los errores. Éstos son naturales y, cuando se emprenden actividades nuevas, prácticamente inevitables.

En su nuevo enfoque, esta persona decide tomar los errores como una señal de que está siendo valiente al asumir riesgos y, de paso, aprovecharlos para aprender.

4. En relajar tensiones. Es común que las personas con tendencia al perfeccionismo acumulen estrés. (La realidad es tan imperfecta…)

Como quiere aligerar su vida de tensiones innecesarias, practica con frecuencia actividades con las que suele relajarse (pasear, leer, meditar, cantar…).

5. En divertirse más. También es común que las personas perfeccionistas mantengan un alto nivel de autoexigencia incluso en sus hobbies y actividades placenteras.

Para evitarlo, se acerca a la actitud del niño que juega para pasarlo bien (alejándose del perfeccionista, que encuentra tensión hasta en una partida de parchís).

 

Y practicando estas cositas, poco a poco y de manera imperfecta, va recuperando la energía y la alegría que le quitaba la búsqueda de la impoluta perfección.

Tal vez decida adoptar para siempre este nuevo estilo, más relajado que el anterior, quedándose con nosotros, que ya lo estamos practicando. 😉