¿Te incomoda verlo vacío?

Hay personas, unas más que otras, a quienes lo vacío les incomoda sobremanera. ¿Será porque el espacio libre provoca sensación de escasez?

Obsérvalo. Hay gente que no resiste ver una repisa vacía. ¡Necesita poner algo encima! Los rincones, paredes o cajones vacíos necesitan llenarlos.

Conozco a personas con esta inclinación por llenar de objetos aquello que les resulta desangelado. Bien está, si ellos se sienten cómodos de esa manera.

Conozco a otras personas a quienes no se les nota la incomodidad en lo material, pero sí en lo no material. Les incomodan los espacios vacíos en el tiempo, los silencios en una conversación o la temporada entre relación y relación.

acumular

¿Los vacíos hay que llenarlos siempre?

Yo no lo creo. Como ejemplo está la música, que si no tuviera sus espacios de silencio, resultaría un caos.

Los espacios invitan a la calma, cosa que a algunos nos encanta. Queremos rodearnos de las cosas y personas que nos importan. Por suerte, no tenemos la urgencia de rellenar lo que vemos vacío.

Y es una suerte, porque ese espacio está ahí, disponible, hasta que decidamos qué se merece ser colocado en ese puesto. Eso, si aparece. Mientras tanto, no molesta, al contrario.

Tal vez sea ése el giro que, quien quiera que lo necesite, puede darle a su forma de interpretar un espacio vacío. ¿Es escasez? ¿Por qué no calma o disponibilidad?

¿Qué hay de ti? ¿Cómo percibes los espacios? ¿Sientes la urgencia de rellenar alguno?

Imagen de sindesign