¿Cuánto has aprendido hasta el día de hoy?

Probablemente ha llovido bastante desde que llegaste a este mundo hasta el día de hoy. Y, durante ese tiempo, has estado viviendo experiencias, haciendo cosas día a día.

Has aprendido mucho. Más de lo que crees.

¿Cuántos problemas has resuelto hasta ahora? ¿Con cuántas personas te has relacionado? ¿Cuánto tiempo has dedicado a adquirir conocimientos o a practicar habilidades?

A lo largo de la vida, un día tras otro, has estado practicando cosas variadas. Algunas de esas habilidades las usas a diario. Otras parece que no están, pero sirvieron de poso o de conexión para aprendizajes diferentes.

Tal vez te sea difícil hacer una lista con todos tus conocimientos, habilidades o destrezas. Es muy larga y quizás no seas consciente de algunos de ellos.

Pero ahí está ese conjunto, que aún puede crecer bastante. Eso que has aprendido es tuyo y está ahí para que lo inviertas como a ti te dé la gana.

árbol

Lo suyo sería que lo invirtieras en aquello que te importa (tus principios, tus metas, tus relaciones…). Que lo pongas en acción para sacarle partido.

Hacia fuera, ves lo que saben otros, su talento, su valentía, su dedicación, su pericia en tal o cual aspecto. Y, si miras hacia dentro, verás tu propio patrimonio, aunque no lo veas tan claro como los demás cuando te miran desde fuera.

¿Una propuesta? Acércate a quien puede verlo y valorarlo. Colabora con gente positiva, que saca a la luz lo mejor de cada persona. Así podrás verlo tú también, aportar, recibir… y seguir creciendo.