¿Y si te ocupas de tu peso unas semanas antes de las vacaciones?

Americanos, alemanes y japoneses tienen en común que, al empezar el año, pesan un poco más que al inicio de las festividades.

Eso dice un estudio de la Universidad de Cornell publicado a finales de septiembre.

Podríamos hacernos eco en otros países, donde también incurrimos en algún que otro exceso con la comida durante las vacaciones.

En España, por ejemplo, también hay muchas personas que ganan peso durante las vacaciones de verano. Unos dos kilos de media, se supone.

El descuido en las comidas es la causa principal de que pesemos más después de las vacaciones.

Ya sea por cuidar la salud o por recuperar la figura, muchos deciden perder los kilos que han ganado durante los meses siguientes: ponen atención a las comidas y hacen ejercicio. Quienes se aplican, en unos meses consiguen recuperar el peso que tenían antes de las vacaciones.

alimentación sana

Da bajón pensar que necesitas unos cuantos meses para bajar los kilitos que aumentas en apenas unas semanas. Pero eso es lo que ocurre.

Los del estudio mencionado arriba nos invitan a que abordemos el problema ANTES de las vacaciones. Porque evitar ganar un poquito de peso cuesta menos trabajo que perderlo.

Nos dan ideas como:

  • Planear por anticipado comer cierta cantidad de una cosa (piensa en tu tentación favorita) y no pasarnos de ahí.
  • Resistirnos a repetir plato, si nos hemos quedado saciados.
  • O utilizar la báscula durante esos días de vacaciones.

Si quieres más ideas, aquí tienes recopiladas otras cuantas: 15 Ideas para no comer de más en las reuniones navideñas. (Puedes hacerlas extensivas a otros períodos del año.)

El tiempo o el esfuerzo que necesitas para aplicar ideas como ésas es menor que el que vas a necesitar si aumentas de peso durante las vacaciones y decides perderlo. Si les echas un ojo, verás que muchas son sencillas de practicar.

Puede ser que, a pesar de poner cierto cuidado, aumentes de peso durante las próximas vacaciones. Sí, pero aumentarás menos. Un kilo que no sumes es un kilo que no tendrás que esforzarte en perder, si quisieras hacerlo.