Mantén las actividades que te despejan en fechas de más ajetreo

¿Te tomas unos minutos al día para realizar una actividad que te sirva para despejar la mente? Si es así, no la dejes con la excusa de que hay cosas más importantes que hacer.

Escribo este recordatorio para diciembre, que suele ser un mes de ajetreo. A los quehaceres de siempre (familia, trabajo, casa, etc.) se les suman otras tareas o compromisos propios de estas fechas.

Y, a la suma de tareas, con el tiempo y esfuerzo físico que demandan, hemos de añadir la energía mental y emocional que requieren.

Energía, que no sólo se va en lo negativo (mucho gasto, reuniones que no te apetecen, ausencias que pesan). También lo positivo requiere energía: regalos y encuentros compartidos con quienes amas; actividades que estás deseando hacer, etc.

pinceles

Las actividades que te despejan, con las que puedes desconectar un rato, te ayudan a reponer energía, tanto para invertirla en lo agradable, como en lo que menos te apetece.

Si prescindes de ellas en temporadas de ajetreo (como diciembre), te saturas, te cansas más y tomas peores decisiones (como los excesos en comidas y bebidas). Estás extrayendo de tus reservas sin reponer lo que gastas.

Afortunadamente, despejarte es sencillo, flexible y no requiere mucho tiempo. Puedes elegir las actividades que tú quieras (como la siesta o un paseíto) y practicarlas durante unos minutos.

En mi caso, hago ejercicio por la mañana y araño unos minutillos para un hobby por la tarde. Son actividades que me despejan. Además de servirme para tener más energía en mis quehaceres, noto que me ayudan a dormir mejor.

Comprueba por ti mismo lo útiles que son estas actividades en épocas más ajetreadas. Así mantengas una sola, que realices durante diez minutejos, se nota el descanso.

Son unos minutos en los que dejas de planear, de preocuparte, de corretear mentalmente entre un problema y otro. Cuando te das ese pequeño espacio para desconectar, estás cuidando de ti.