Mira más allá. ¿Qué tal si te das un año?

Comienzas con un hábito o encaras un proyecto a largo plazo. ¿Te imaginas tu avance de aquí a un año?

Es natural que, al principio de una actividad, la motivación esté en todo lo alto y uno se sienta capaz de avanzar un montón.

Comienzas a trabajar duro. Y, al cabo de pocas semanas, no ves cambios sustanciales, como es natural. En un mesecito o así de actividad, no suelen haber grandes cambios.

Pero, ¿y si en lugar de pensar en un puñado de semanas, piensas en 52, que son las que tiene un año?

Un mes yendo al gimnasio o haciendo ejercicio por tu cuenta, podría notarse un poquito. Dale un año y los resultados serán más visibles.

cerdito hucha

En enero compartí contigo un método para ahorrar en 52 semanas, así como mi versión particular del mismo. Como mi capacidad de ahorro es escasa, no suelo comprar regalos de cumpleaños o demás, sino que voy juntando el dinero y lo sorteo entre mi gente en Navidad.

Este año ha sido más duro en lo económico. Y, además de juntar monedas por mi cuenta, he perseguido sin descanso a los míos para que me dieran centimillos o lo que sea que les sobrara. Menudo acoso. Pobrecitos.

Insistí con la persecución, pese a lo aburridos que los tenía y a que la hucha parecía no avanzar. Qué poco pesaba durante los primeros meses…

Ahora estamos a pocos días del sorteo familiar. Casi han pasado las 52 semanas. Pero ya no puedo seguir con el proyecto, porque a la hucha… ¡no le cabe ni una sola moneda más! Ni de un céntimo siquiera.

Qué ganas tengo de ver la cara del agraciado. 😀

A mí me va bien NO pensando en resultados a muy corto plazo. Por eso, comparto contigo esta idea y te invito a probarla, si es que no lo has hecho. (Seguro que somos muchos los persistentes.) 😆

¿Empiezas un hobby, un proyecto, una actividad…? No juzgues si es un fracaso o un éxito por el avance de los primeros días o semanas. Mira más allá. Ésa es la propuesta.

Si vale la pena, comprométete a seguir. ¿Qué tal por un año? Cuando cumplas esas 52 semanas, te alegrarás por todo lo que has sumado.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...