Una idea para caer bien a la persona que vas a conocer

Quieres causarle una buena impresión a la persona que vas a conocer. ¿El obstáculo? Estás de los nervios y estos podrían jugarte una mala pasada en el momento clave.

¿Un remedio? Da por hecho que le caes bien. Cuando te encuentres de cara con él/ella, eso hará que actúes de manera más calmada y agradable. Y, así, es más probable que dejes esa buena impresión que quieres.

Optimismo, de nuevo dando buenos frutos

A la maniobra que acabas de leer puedes llamarla: optimismo social o profecía de la aceptación, como los expertos. Y también puedes confiar en su efectividad sabiendo que hay estudios (como este) que han comprobado que funciona.

hacer amigos

Pero, amigo, a estas alturas del partido y con la cantidad de personas que has conocido hasta la fecha, lo habrás experimentado por ti mismo más de una vez, ¿a que sí?

Por ejemplo, aquella vez que tuviste la intuición de que le caías bien a determinada persona, comenzaste a interactuar con ella de manera cálida y amistosa. Y, quizás gracias a eso, le caíste bien de veras.

Igualmente, habrás vivido lo opuesto: pensaste que alguien no te tragaba. Pesimismo que dio sus frutos. Porque, al acercarte a él/ella actuando de una manera distante y menos amistosa, efectivamente, le caíste mal.

Desde luego, a veces puedes darle la vuelta a la tortilla y ganarte a quien no le caíste bien de primeras. O puede pasar lo contrario: que arruines una buena primera impresión con lo que hagas posteriormente.

Limitaciones de este optimismo

El tip que has leído funciona. Asumir que le caes bien a esa persona (sin tener pruebas de que sea así, realmente) sirve para calmar los nervios, que es bastante.

Al actuar frente a esa persona de manera más relajada, abierta y optimista, él/ella es muy posible que se sienta bien y que responda de igual manera.

Y hasta aquí llegó su efectividad. Porque, como se te ocurra ponerte a hacer el payaso o adoptar otro comportamiento poco agradable para esa persona, asumiendo con relax y descaro que le va a encantar, te sale el tiro por la culata. (Sí, es muy probable.)

Por tanto, sé optimista conservando la mesura, para crear esa buena impresión. Experimenta. Verás que el tip da buenos resultados.

Porque, incluso si no llegaras a crear esa primera impresión maravillosa, aprenderás a afrontar estas situaciones sociales de manera más relajada, lo cual redunda en tu bienestar.

Imagen de [phil h]

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...