7 Maneras de sabotear tus objetivos sin ayuda de nadie

¿Cuál es el mayor obstáculo que divisas en el camino hacia tu objetivo? ¿Y si eres tú mismo y no te has dado cuenta?

Conseguir lo que quieres puede ser complicado. Quizás las circunstancias no sean las mejores. Tal vez haya personas poco interesadas en verte progresar, amén de otros factores que escapan a tu influencia. Pero, ¿y tú? ¿Estás de tu lado o estás en tu contra?

A veces eres tú el principal saboteador. Tú, con tus ideas infundadas. Tú, cuando le das cancha a ciertas emociones. Tú, con tus acciones o con la falta de ellas.

Si fuera así, es importante abrir los ojos y aceptar que te estás poniendo piedras en el camino. De esa forma, podrás dejar de hacerlo.

piedra en el camino

¿De qué maneras puedes auto-sabotearte?

1. Con creencias infundadas. Antes de dar siquiera el primer paso, pesan sobre ti ciertas ideas: “No soy bueno en esto.” “No va a funcionar.”

Sin pruebas que lo sustenten, das a esas ideas la categoría de hechos. O puede que sí tengas pruebas, basadas en experiencias anteriores en las que fracasaste. Pero esas experiencias no tendrían porqué repetirse.

No te consta, hasta que salgas del cepo y te pongas manos a la obra.

2. Dejando que el miedo decida. Las creencias negativas hacen que crezca el miedo al fracaso, a la decepción.

Enfocas más hacia el resultado indeseable que hacia lo positivo que quieres conseguir; a tus oportunidades y recursos para luchar por ello. Y te echas atrás.

O, tal vez, sea el miedo al éxito (del que se habla menos). Quizás no te apetezca afrontar ciertas consecuencias de lograr lo que quieres: te saldrás de lo conocido, acapararás más atención, más críticas, etc.

3. Saltándote la planificación. Para cualquier objetivo que lleve tiempo es conveniente trazar un plan, siquiera mínimo. Es necesario para no perder el rumbo y para poder tomar mejores decisiones.

Muchos objetivos fracasan por falta de una mínima planificación. Es importante saber lo que quieres conseguir. Pero, acto seguido, has de pensar en cómo vas a hacerlo.

4. Quedándote en la fase de planificación. También te estás saboteando cuando demoras el momento de actuar quedándote indefinidamente en los planes o en los preparativos.

Y, lo que es peor, empiezas a pensar en cada detalle que puede salir mal y más dudas sientes para arrancar de una vez.

5. Postergando lo que podrías hacer hoy. La procrastinación podría estar a la cabeza de la lista.

El hábito de: “mañana lo hago” se rompe solo con acción. Si está muy enraizado, con pequeñas acciones que vayan empujando en sentido contrario. Acciones, como estas: 30 Ideas para vencer la procrastinación.

6. Atascándote en el perfeccionismo. El momento para actuar no es el ideal. Al plan le faltan detalles por ultimar. Tu desempeño no está a la altura.

Ahí estás, atascado en cuestiones menos importantes que seguir avanzando, a no ser que aceptes que un trabajo hecho al 80 % de calidad (por poner número) es más valioso que el trabajo que no llega a acabarse. (Salvo que seas cirujano o algo así de delicado.)

7. Abandonando a medias. Inviertes tiempo, energía y otros recursos en un objetivo (o un hobbie, por ejemplo). Y lo abandonas, porque te apetece más dedicarte a otra cosa.

Esta decisión puede ser la correcta, pero hay que tomarla con calma. Los objetivos o proyectos que no concluyes, además de haberse llevado recursos, se llevan una cuota de autoestima.

Continuar con lo que empiezas, hasta estar bien seguro de que el proyecto u objetivo ha perdido sentido para ti, suele ser una buena idea.

Porque, en el camino hacia cualquier meta, siempre se atraviesan rachas difíciles y períodos de desmotivación, que podrían hacer que tirases la toalla de manera precipitada. Asegúrate de que no abandonas por esas razones.

 

Lo dicho. Si te descubres siendo tu propio saboteador, enhorabuena por el descubrimiento. Has identificado un obstáculo importante en ese comportamiento tuyo.

Ahora, como con cualquier obstáculo, habrás de tirar de ingenio para superarlo. ¿Cómo lo harás?

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...