5 Ideas para despertar con más energía

¿Amaneces aletargado y bajo de chispa? ¿Te gustaría despertar con más energía? Estas ideas sirven para eso.

En realidad, son hábitos que sirven para empezar el día con buen pie. Y esto tiene importancia, porque el comienzo del día suele influir en el desarrollo del resto de la jornada.

Da igual que te levantes a las 6 como si prefieres no madrugar. Igualmente puedes mejorar las primeras horas del día, si es lo que quieres. ¿Cómo?

amanece

1. Respeta tu hora de ir a dormir

¿Cuántas horas necesitas dormir para levantarte descansado? Unas personas necesitan dormir más y otras, menos. Uno puede levantarse fresco durmiendo menos de 6 horas y tú puede que necesites 7.

Escucha a tu cuerpo y dale el tiempo de descanso que te pide. No vale quedarse un poquito más viendo la tele, navegando en internet o leyendo.

Cuando llegue la hora, si ves que “se te pasa” por estar metido en una de esas actividades, ponte una alarma para que te avise: ¡Es hora de dormir!

2. Evita las comidas pesadas justo antes de acostarte

Este es uno de esos errores que impiden que descansemos bien por la noche. En este caso, cuesta dormir porque el estómago está ocupado a pleno rendimiento.

¿Solución? Cena antes. Y, si te da hambre justo antes de ir a la cama, arréglatelas con una fruta, un yogurt o algo del estilo.

3. Antes de acostarte, prepara el día siguiente

Decide qué actividades importantes forman parte del día siguiente. Procura que sea corta. Una vez que elijas tus actividades, hazte un esquema (siquiera mental) de a qué horas harás cada cosa.

Es más aconsejable planear el día siguiente antes de acostarte, que darle vueltas a lo que vas a hacer una vez que estás metido en la cama. Pruébalo.

Y, si una de esas actividades necesita preparativos, dedícale unos minutos (ropa, llaves, documentos, etc.) para adelantar terreno.

4. Haz algo “positivo” cuando despiertes

Ponerle un tono positivo al día es un detalle que puede marcar la diferencia. Invierte unos minutos en la actividad que elijas. Los que quieras o puedas.

En tu caso, decide si se tratará de una actividad que te cargue las pilas física y/o mentalmente (meditación, ejercicio físico, escritura, abrazar a los tuyos…).

O, si lo prefieres, avanza unos minutos en un proyecto personal (que también anima bastante). Y, no, conectarte a internet no cuenta como proyecto personal. 😆

5. No aproveches hasta el último minuto en la cama

Levántate en cuanto suene la alarma. Quedarte 5 o 10 minutos más en la cama no te va a quitar el cansancio. Solo sirve para volver a vivir la misma sensación cinco minutos después.

Si llevas una temporada que no puedes ni con tu alma porque estás cansado todo el tiempo, tómatelo en serio. Las causas pueden ser muchas. Considera ir al médico.

Y, si el único problema es que te cuesta un poco levantarte, entonces sí, dale una oportunidad a alguno de los hábitos de arriba. Ojalá que te sirvan.

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...