El optimismo es saludable. Pero, ¿qué tipo de optimismo?

Ser optimista tiene muchas ventajas. Cuando adoptas una actitud positiva, los problemas y las dificultades amedrentan menos, ya que confías en encontrar la manera de salir del brete. Haces tus planes pensando en las posibilidades de éxito y en cómo materializarlas. Ese despliegue requiere fuerza, energía. Por lo que tampoco es… Sigue leyendo …

¿Y si tu idea es buena? ¿Y si te dice que sí?

Abona el terreno con preocupaciones, ansiedades, dudas o semillas similares. Verás que florecen unos cuantos “¿Y si…?” de acuerdo con lo que sembraste. ¿Y si fracaso? ¿Y si me pierdo? ¿Y si mi idea es una tontería? ¿Y si me dice que no? ¿Y si se ríe de mí? Son… Sigue leyendo …

4 Pequeñeces con las que añadirás felicidad a tu día

Partamos de que es un día corriente, de ésos desprovistos de sucesos memorables (felices, en este caso). Es un día cualquiera. Uno en el que tú decides a hacer algo para sentirte bien. Las circunstancias pueden ayudar (o no). Los demás pueden contribuir con tu felicidad (o no). Independientemente de… Sigue leyendo …

¿Eres una persona positiva? ¿En qué sentido?

¿Eres una persona positiva? ¡Qué bien! Pero, un momento… ¿qué significa eso para ti? ¿No será que eres un poco ingenuo? Tal vez alguien te anime a que bajes de la parra del optimismo. Te cantarán que la vida no es de color de rosa. Hay problemas, muchos obstáculos, un… Sigue leyendo …

Atento a la parte alegre del día

Para empezar, te invito a que nos quitemos las lentes de color rosa. El día de hoy será variado, suponiendo que no haya un evento destacado que lo vuelque hacia la dicha o la tragedia. Tal vez haya momentos incómodos, pesados o tristes. Que éstos no hagan que se nos… Sigue leyendo …