Lo práctico de pensar en positivo

Imagínate llegando a la meta. Pronuncia con convicción frases que te impulsen: “Voy a conseguirlo”, “Soy imparable”, etc. Las visualizaciones y las afirmaciones positivas son técnicas recomendadas por gente que se dedica a la motivación y similares. Están los que se pasan de rosca, diciéndote que le pidas al universo… Sigue leyendo …

Los primeros minutos del día, en positivo

Acabas de abrir los ojos. Comienza el día. ¿Te parece que les demos un empujoncito a los buenos ánimos? Estas sencillas prácticas nos pueden servir. Llevan unos minutos y, seguramente, propicien que el buen humor dure unas cuantas horas. [1] Estírate. El estiramiento relaja, prepara los músculos para volver a… Sigue leyendo …

¿Eres un optimista que cuenta con las dificultades?

El optimista ve el vaso medio lleno. Piensa en oportunidades y soluciones. Y tiene su vista puesta en “lo mejor”. ¿Es esto compatible con admitir o anticipar los obstáculos? ¿Y con analizar “lo peor” que puede pasar, a fin de estar preparado para estas circunstancias? En el optimismo hay “grados”.… Sigue leyendo …

¿Una mañana desastrosa? El día sigue

Tenías buenos planes para esta mañana. Planes, que se han ido al garete por una conjunción de contratiempos. ¿La buena noticia? ¡El día sigue! No estás solo cuando sientes rabia y decepción por haber desaprovechado las primeras horas de la mañana. Si, como dice la frase célebre, esas horas son… Sigue leyendo …

Cambiar el hábito de fijarse en lo negativo

¿Conoces a alguna persona que tenga la costumbre de resaltar sólo el lado negativo? Probablemente conozcas a unas cuantas, unas más aferradas que otras. Es gente que habla de lo que le parece mal, de lo que no es justo, de lo que no le gusta acerca de otras personas… Sigue leyendo …