Una dosis de creatividad para cada día. ¿La tienes?

Usas tu creatividad a diario, porque hay situaciones que la demandan. Al margen de ésas, ¿hay otros momentos en los que eres creativo?

Cuando realizas actividades creativas por gusto, contribuyes a sentirte de mejor ánimo. Y, si te administras esa pequeña dosis cada día, a largo plazo se notará. (Ya sabes: lo pequeño suma.)

Eso nos lo dicen en un estudio reciente. Pero hay estudios anteriores en la misma línea. Felicidad y creatividad tienen una relación estrecha.

Afortunadamente, cada día nos brinda ocasiones para ser creativos. De un lado, están esas situaciones que nos orillan a improvisar soluciones con lo que tenemos a mano: ¿Qué me pongo? ¿Cómo cuadro esta cosa? ¿Qué excusa me invento para no ir allí?

lápices de colores

Fabricamos respuestas para ese tipo de situaciones que se salen de lo automático y habitual. A lo largo del día hay unas cuantas de éstas, donde intentamos resolver la situación a nuestro favor.

Y, después, están las situaciones en las que uno es creativo por gusto, que son a las que se refiere el estudio.

¿Qué cosas creativas haces por gusto?

Hay personas que asocian “creativo” con “artista”, viendo al artista como a alguien que quizás se dedica a una de esas actividades que llevan el nombre de “artísticas” (pintar, bailar, escribir, diseñar, actuar, cantar, etc.).

Por supuesto, si practicas algunas de esas actividades con frecuencia y la disfrutas, estás contribuyendo con tu bienestar. Lo estás, incluso si no eres un hacha en el arte que cultivas y sólo le dedicas unos minutos al día. Esa dosis es suficiente.

Pero esas actividades no son las únicas que te brindan la oportunidad de ser creativo.

Cuando te inventas un chiste o un juego de palabras, estás siendo creativo. También, cuando una película no termina como te gusta y piensas en un final alternativo. También, cuando vas por la calle y juegas a imaginarte inventos y a gente usándolos.

¡Oh! Salió una de mis palabras favoritas: jugar. En mi día a día, ser creativo (por gusto) y jugar son casi lo mismo.

¿Qué hay de ti? ¿Usas tu imaginación? ¿Cómo influyen en tu bienestar esas dosis de creatividad?
Si te gusta la entrada, comparte, por favor...