Cuando te cuesta creer lo bueno que dicen de ti

Sí, sí. ¡Qué agudo estás hoy! Por el título, ya has deducido que vamos a hablar de un tema relacionado con la baja autoestima.

Si tu autoestima está por los suelos (espero que no), te habrá dado igual que elogie tu agudeza. Ni caso le habrás hecho. Pero, ¿y si hubiera dicho que has amanecido muy tonto?

Tal vez tampoco hubiera pasado gran cosa, ya que tú y yo no tenemos una relación estrecha. Cambiemos de persona. Es un amigo, familiar o pareja quien se dirige a ti con palabras amables. ¿Te cuesta creerlas?

Una persona con la autoestima muy baja tiene una imagen negativa de sí misma. Por eso le es más fácil creer comentarios negativos o críticas que los cumplidos. Lo negativo va en consonancia con la imagen que hay en su cabeza.

regalo

En los mensajes aparentemente inocuos, también suele buscar lo negativo. Le pregunta a alguien: ¿Cómo estás? Y, si le responden poniendo una cara que no le gusta, un tono o un gesto sospechoso, puede sacar una conclusión negativa: Le caigo mal (por ejemplo).

Esta persona elige cómo quiere ver o escuchar las cosas, qué significan. Y elige que confirmen esa imagen que hay en su cabeza. (Es algo que solemos hacer todos. Pero, en el caso de esta persona, su imagen es bastante “fea”.)

Va más lejos. Tan convencida está de lo suyo, que CREE que las demás personas tienen la misma visión. Si se ve a si misma como una persona torpe, poco agraciada o nada interesante, CREE que los demás la ven igual.

Un amigo le hace un cumplido y no se lo cree, porque no le cuadra. Le dan las gracias o tienen un bonito gesto hacia ella y se incomoda. Siente que las palabras cariñosas que recibe no las merece (o que no son sinceras).

La persona con muy baja autoestima no entiende cómo puede inspirar cariño o admiración. Y, quizás, no pueda forzarse a entender el punto de vista de una persona que siente algo bonito hacia ella.

Está bien. Si en ese momento no le sale, que lo deje estar. Pero, al menos, podría conceder el beneficio de la duda a quien quiere expresarle su afecto. Esto sí es asequible.

Si tú eres una de esas personas que no entiende porqué otra puede admirarte o quererte, podrías considerar que él/ella tiene sus razones. Las suyas. Podrías aceptar que te quiere por esas razones que aún no entiendes.

Imagen de mmlolek

Si te gusta la entrada, comparte, por favor...