Empezar es duro. No empezar, más duro.

Pasar a la acción que te conviene no es cómodo. Implica que dejes la placidez de lo que estás haciendo ahora, para realizar una actividad más exigente. Y, muchas veces, las ganas no acompañan. Este problema lo conocemos la mayoría de los humanos. El momento de remangarse y empezar es… Sigue leyendo …

Ponte en marcha y te sentirás de otra manera

Esto vale para tareas incómodas o que no sabes muy bien cómo abordar, así como para proyectos más grandes, que te amedrentan: Empieza con ellos… ¡ya! Ahí están, esperándote, porque tú lo has decidido así. Si aún no estás metido en faena es por inseguridad o por el fastidio que… Sigue leyendo …

Silencia las excusas y empieza a moverte

¿Guardas un objetivo o proyecto del que quisieras ocuparte “algún día”? ¿Qué tal si le pones fecha para empezar? Hay planes que es preferible echar andar más adelante. ¿El tuyo es uno de ésos? Puede que no. Quizás puedas empezar a moverte un poco desde ahora. Explora la posibilidad. Si… Sigue leyendo …

Captura la inspiración y sácale provecho

La inspiración llega cuando le parece. A veces, surge cuando te duchas. Otras, cuando sales de hacer la compra. Ocurre como cuando te afanas buscando un objeto, no lo encuentras… y a los pocos días aparece por la casa. ¿Por qué ahora, caramba? La inspiración no depende del esfuerzo. Casi,… Sigue leyendo …

Cambias y encuentras obstáculos que no sabías que existieran

¿Obstáculos? Cuando te dispones a hacer un cambio, los encuentras. Algunos están ahí desde siempre, pero no reparas en ellos hasta que te pones manos a la obra. Uno de ellos es la oposición directa o inconsciente de algunas personas que tienes alrededor. Prefieren que no cambies y, queriéndolo o… Sigue leyendo …