¿Con qué actividades pones alegría en tus días?

Hablemos de la alegría que no depende de las circunstancias que atraviesas. Hablemos de la que fabricas tú, cuando practicas tus actividades preferidas. ¿Les has hecho hoy un hueco? Quizás sientas alegría entre tus responsabilidades habituales. Pongamos que tu trabajo o tus responsabilidades cotidianas son una fuente de satisfacciones más… Sigue leyendo …

Atento a la parte alegre del día

Para empezar, te invito a que nos quitemos las lentes de color rosa. El día de hoy será variado, suponiendo que no haya un evento destacado que lo vuelque hacia la dicha o la tragedia. Tal vez haya momentos incómodos, pesados o tristes. Que éstos no hagan que se nos… Sigue leyendo …

Ideas para ser receptivo al buen humor y combatir el estrés

La risa. Qué gran remedio antiestrés. Piensa en la última vez en la que te reíste con ganas, a carcajadas. ¿Cómo te sentiste? Tal vez la mayor molestia física fueron las agujetas en el abdomen. Pero, en general, imperaban las buenas sensaciones: alegría y relax, ¿verdad? Cuando nos reímos de… Sigue leyendo …

¿Qué alegrías divisas en el horizonte?

¿Hay algún acontecimiento feliz que va a tener lugar en estos días? ¿Te alegras por anticipado o eres de los que no se atreven, por si al final sale rana? La primera actitud es más rentable. Primero, porque la felicidad se extiende. No sólo la sientes el día del hecho… Sigue leyendo …

¿Alegría compartida vale por dos?

Tiene gracia que baste una sola experiencia negativa para arruinar un día donde las positivas fueron más numerosas. Te levantas descansado. Sales triunfante de tus quehaceres del día. Compartes una tertulia agradable con un amigo… Por la noche, un pariente te suelta una impertinencia en una conversación trivial. Y eso… Sigue leyendo …