La presión de elegir siempre lo mejor de lo mejor

¿Te cuesta decidirte? ¿Sueles tardar en elegir, porque quieres asegurarte de que la opción que escoges es la mejor posible? En decisiones importantes, de ésas que te cambian la vida, es así. Dedicas tiempo a estudiar el panorama para tratar de acertar con la mejor de las que estén disponibles:… Sigue leyendo …

Las emociones no siempre aciertan. Tenlo en cuenta.

Suena el despertador. Te estiras y, sin pensarlo dos veces, pones los pies en el suelo. Ayer por la noche decidiste que harías eso mismo, para vencer la tentación de los “cinco minutos más, por favor”, que suplica tu cuerpo a esas horas. Es una decisión pequeña… como quitar la… Sigue leyendo …

¿Quién tiene el control de tu vida?

¿Tienes margen para tomar tus propias decisiones y actuar en consecuencia? Celébralo, porque es una gran conquista. Cuando nacemos, los demás toman las decisiones por nosotros. Y, con el paso del tiempo, vamos ganando en autonomía personal: decidimos y hacemos cada vez más cosas por nuestra cuenta, sin depender de… Sigue leyendo …

Reposta energía para tomar mejores decisiones

Las probabilidades de tomar buenas decisiones disminuyen cuando estás cansado o hastiado de lo que te rodea. De ahí la importancia reponer energías. La fuerza de voluntad podemos considerarla como un músculo (según Roy Baumeister), que necesita períodos de entrenamiento, pero también de recuperación. Si NO se respetan los períodos… Sigue leyendo …

Pequeñas decisiones: Cuando lo fácil no te conviene

Las pequeñas decisiones que tomamos a diario van dándole forma a nuestro futuro. Tal vez sea abrumador y poco realista estar pendiente de todas esas decisiones y elegir siempre la mejor opción. Pero sí es realizable sumar más aciertos que errores, cuando somos conscientes de lo que estamos haciendo. Habrá… Sigue leyendo …