Cuando la tenacidad se convierte en terquedad

¿Te gustaría ser una persona muy tenaz? Suena bien, en principio. Esa capacidad se manifestaría en cuanto te pusieras un objetivo -pequeño o grande-: defender tu punto de vista, adquirir un hábito, sacar adelante un proyecto, etc. Trazado tu objetivo, no habría obstáculo que te hiciera apartar la vista de… Sigue leyendo …

7 Maneras de sabotear tus objetivos sin ayuda de nadie

¿Cuál es el mayor obstáculo que divisas en el camino hacia tu objetivo? ¿Y si eres tú mismo y no te has dado cuenta? Conseguir lo que quieres puede ser complicado. Quizás las circunstancias no sean las mejores. Tal vez haya personas poco interesadas en verte progresar, amén de otros… Sigue leyendo …

Razones por las que decides no luchar más por un objetivo

Abandonar un objetivo sabe a fracaso. Y eso no nos gusta. Queremos sumar éxitos, todos los posibles. Qué tal que por esa sed de éxito quedemos atrapados en objetivos que no nos interesan ni nos benefician especialmente. Qué tal que, por mantenerlos, estemos quitándoles recursos a los objetivos que más… Sigue leyendo …

¿Importa la fecha que elijas para empezar con tu objetivo?

Se acerca una fecha especial: el 1 de enero. Este día sugiere un nuevo comienzo. De ahí que los buenos propósitos para empezar el año sean un clásico. Muchas personas suelen empezar con los objetivos que se proponen en los días que sugieren comienzo, como el 1 de enero. ¿Por… Sigue leyendo …

Mira más allá. ¿Qué tal si te das un año?

Comienzas con un hábito o encaras un proyecto a largo plazo. ¿Te imaginas tu avance de aquí a un año? Es natural que, al principio de una actividad, la motivación esté en todo lo alto y uno se sienta capaz de avanzar un montón. Comienzas a trabajar duro. Y, al… Sigue leyendo …