El poder rejuvenecedor de los antioxidantes

Todo el mundo quiere envejecer bien. Algunos deciden pasar por el quirófano para conseguir ese aspecto juvenil, mientras que otros optan por una forma más natural para mantener ese brillo saludable.

La forma de hacer las paces con la edad se puede encontrar en los tipos de alimentos que comemos y en el ingrediente milagroso que contienen.

Este “milagro” oculto se llama antioxidantes.

Sus bondades han sido explicadas por las revistas médicas y se encuentran en las cremas para las manos y en comprimidos para tomar.

antioxidantes

¿Qué son los antioxidantes y qué pueden hacer para evitar los rigores del envejecimiento?

Los antioxidantes son sustancias que combaten el proceso de envejecimiento que se produce en el cuerpo.

Nuestro organismo no es capaz de producirlos por sí mismo, por lo que hay que ingerirlos a través de la comida. Existe una gran variedad de alimentos que contienen antioxidantes.

Pero empecemos por el principio…

El cuerpo está constantemente renovando sus células. A través de un proceso llamado metabolismo celular, el cuerpo produce energía, más células y repara cualquier daño que se haya producido.

Pero, en este proceso, también produce una serie de moléculas inestables llamadas radicales libres.

Radicales libres

Los radicales libres son moléculas que dañan el cuerpo y son inestables porque les falta un electrón. Para conseguir otro y llegar a ser estables, los radicales libres roban electrones de las células. Este robo daña las células de formas muy diferentes.

Los resultados son los cambios visibles e invisibles en nuestros cuerpos. El desarrollo de enfermedades como el cáncer, la diabetes, la artritis y deficiencias neurológicas pueden aparecer con la edad. También, las arrugas de la piel y una mayor fragilidad de los huesos.

Pero los radicales libres también entran en nuestro cuerpo a partir de fuentes externas, como el humo de un cigarrillo, la radiación y los rayos UV del sol.

Los antioxidantes han demostrado ser de gran ayuda en el problema de los radicales libres, ya que pueden combinarse con éstos y neutralizarlos. Y,  una vez que se neutralizan, ya no pueden hacer ningún daño.

Los científicos no han precisado qué cantidad diaria de antioxidantes es necesaria para corregir los daños de los radicales libres y las enfermedades que sobrevienen con la edad, pero sí saben que el consumo de alimentos ricos en antioxidantes puede ayudarnos a combatir los radicales libres.

Alimentos ricos en antioxidantes

Los antioxidantes se pueden encontrar en muchos alimentos, aunque las frutas y verduras son sus principales fuentes.

Algunos antioxidantes son:

  • Vitamina C
  • Vitamina A
  • Vitamina E
  • La luteína
  • Licopeno
  • Beta-caroteno

Algunos de minerales, como el zinc y el selenio, también funcionan en el cuerpo neutralizando los radicales libres. No son antioxidantes en sí mismos, pero estimulan el sistema inmunológico para combatir el daño que producen los radicales libres.

Los antioxidantes también se encuentran en los frutos secos, las legumbres, el pescado azul, los mariscos y las carnes rojas.

Por lo tanto, si tenemos una dieta variada que contenga frutas, verduras y los alimentos anteriormente mencionados se incrementará la cantidad de antioxidantes en el cuerpo y esto ayudará a reducir el deterioro físico y la enfermedad, manteniéndonos sanos y jóvenes.

Comer frutas y verduras en su forma natural (en lugar de tomarlas en zumos) aporta, además, el beneficio de ingerir otros nutrientes que se encuentran en esos alimentos. Los zumos también contienen gran cantidad de azúcar que el cuerpo no necesita.

Los alimentos sirven para muchas más cosas que para evitar el hambre. Las sustancias naturales que se encuentran en ellos nos pueden ayudar a vivir más tiempo y a permanecer libres de enfermedades a medida que envejecemos.