El esfuerzo de ser feliz

Dicen que los verdaderos amigos se conocen, sobre todo, en situaciones de adversidad. Ahí es donde sabes quién está de tu lado y dispuesto a darte su mano.

Lo mismo puede decirse de ti (y de mí).

Es en situaciones difíciles cuando una persona revela cómo es realmente.

En etapas tranquilas o relativamente felices es más fácil sonreír, emprender cambios o echarse la manta a la cabeza asumiendo riesgos.

hazte fuerte

Más difícil es hacerlo cuando atraviesas una crisis o un dolor que te arrastra cada vez más al fondo.

Qué menos que estar de tu lado en esos momentos… Qué menos que ser, para ti mismo, ese amigo que quiere verte resurgir.

Elige

Como el amigo, que decide si acudir o no, tú puedes elegir entre apoyarte o darte la espalda. Puedes luchar por estar mejor… o no hacerlo.

Y no. Cuando estás de tu lado, no desaparecen los problemas, los traumas, los fracasos y todas esas experiencias difíciles que encuentras en el camino. Es más, algunas de esas experiencias pueden dejar una herida profunda o incluso imborrable.

Pero tú estás de tu lado, decidido a sobrevivir y a encontrar el modo de emerger, de sobreponerte al dolor.

Como el amigo, tú eliges si esforzarte por ti o no.

… Y el esfuerzo puede valer la pena

Al amigo lo conoces en situaciones difíciles y a ti, también. En una sucesión ininterrumpida de situaciones placenteras no hubieras descubierto buena parte de tus cualidades y de tu potencial para desarrollarlas.

Y, ya que la adversidad es inevitable, te esfuerzas por salir de la experiencia fortalecido o no tan magullado.

Quizás se trate de una de esas experiencias devastadoras que dejan lecciones amargas. Pero también puede ser una de ésas que te hacen crecer, convirtiéndote en una persona más sabia, más fuerte y más capacitada para trabajar por su felicidad.

¿Trabajar? ¿Esfuerzo?

Pues, sí. Porque lo más fácil es ser infeliz; dejarte caer por los problemas y pruebas que encuentras en el camino. Estar bien (o un poco mejor) es lo que requiere esfuerzo.

¿Estarás de tu lado para darte el apoyo que necesitas? ¿Serás un aliado, un buen amigo para ti? Tú eliges.

Imagen de B Tal

Comments

  1. Hola, Buen día, quiero compartir este video que conseguí ayer y que quizás pueda animar a alguien —> https ://www. youtube. com/watch?v= TG4hkf4xOPs

    Un abrazo

  2. Tienes mucha razón. Mira, no quiero sonar presumida, o arrogante. Pero hubo un tiempo en que me iba de MARAVILLA, buenas calificaciones, buena comida, buen entretenimiento… una buena comunicación con mis padres etc.
    Por azares del destino, enfrentamos dificultades económicas, tuve que trabajar, empecé a dejar la escuela, a descuidar mi persona, me deprimí.

    Perdí muchas cosas que, cuando las tenía, no las valoraba.

    Esto ha sido muy ENRIQUECEDOR, me siento más viva y humana que nunca, me descubrí a mí misma, sé qué quiero y que debo hacer para lograrlo; sé descubrir a la gente dañina, envidiosa y que no dejará nada bueno en mí vida, pero sobre todo: APRENDÍ QUE NADA CAE DE LAS NUBES, la suerte existe, pero debes TRABAJAR y nunca darte por vencido, siempre hay una salida y solución a las cosas.

    Saludos, su sitio está muy interesante! (:

    • Casandra - TBM says:

      Muchísimas gracias, Karla, por tus palabras amables y por compartir tu experiencia. 🙂

      Es gracioso que muchos de nosotros, a pesar de todo lo que nos diferencia, vivamos situaciones difíciles tan parecidas… y que, gracias a ellas, aprendamos esas lecciones.

      En mi caso, me identifico con tus palabras por la crisis (del país), que en los últimos años ha sacudido la vida de tantas personas. De repente, uno ha de enfrentarse a la realidad que toca y, dentro de todo, esforzarse cada día por estar lo mejor posible y seguir hacia delante.

      Qué buen testimonio dejas… 😉

      Saludos!

  3. :'( !!!

    • Casandra - TBM says:

      Eso es que te ha emocionado el vídeo de arriba; que la entrada del día se te ha indigestado… No sé. 😆
      Saludos, MPaz!