Menos televisión, más tiempo de vida

Sobre el hábito de ver la tele hemos hablado antes en el blog, apuntando algunas de sus bondades y perjuicios. Y, como los segundos pesaban algo más, decidimos darle más peso a cómo ver menos televisión.

viendo televisión

Hoy le damos más peso todavía, a tenor de un estudio reciente, que arroja unas cifras aterradoras para quien tenga la costumbre de pasar varias horas al día frente al televisor.

La televisión acorta la vida

Todavía no han impreso esta advertencia en los aparatos de televisión, pero quién sabe qué pasará con el tiempo.

Según lo que dicen los estudios, cada cigarrillo que se fuma (después de los 50 años), acorta el tiempo de vida unos 11 minutos. El mismo tiempo que se acortaría viendo la tele durante 30 minutos.

Así asusta más que viendo las cifras a grosso modo: 4,8 años menos de esperanza de vida para un adulto que pase una media de 6 horas diarias viendo la televisión.

¿Sensacionalismo barato? Júzgalo por ti mismo. Aquí tienes el artículo que habla del estudio australiano.

Quizás te parezcan infladas las cifras, pero, incluso siendo más pequeñas, ¿no crees que merece la pena alejarse un poco de la tele?

Un hábito de los peores

Ver la televisión varias horas al día no es sólo perjudicial porque se podrían estar haciendo cosas más interesantes. Es que este hábito está enlazado con otros que son los que lo convierten en uno de los peores.

El principal, el sedentarismo. Si a éste le sumas que frecuentemente se come de más frente a la tele y/o se consume comida chatarra, ahí tenemos el cóctel fatal.

Luego, hay otros hábitos no tan “mortales” que igualmente deterioran nuestra calidad de vida, por ejemplo, la pereza mental que provoca el televisor.

El cerebro se acostumbra a absorber la información rápidamente, en cuestión de segundos; ya procesada y regurgitada. Leer… ¿para qué? Si ya la televisión lo da todo hecho.

De esto no he encontrado estudios (por ahora), pero tú háblale a alguien que esté acostumbrado a ver la televisión muchas horas a diario durante años. Tendrás la sensación de estar conversando con un boxeador al que acaban de knockear.

¡Ah! Y no hablamos del ejemplo que se le da a los pequeños de la casa, para no hacer de este post un mamotreto indigesto, pero ésa es otra.

Sé selectivo

Por tu salud física y mental, elige tus programas televisivos favoritos. Disfrútalos, pero no te quedes ahí pegado las horas muertas. Apaga la tele y vive tu propia vida.

Yo acostumbraba a tener la televisión encendida mucho tiempo, para escuchar algo en casa, y a veces me sorprendía atrapada por un programa insustancial y absurdo, sobre todo por las noches. Veía auténticas bazofias, lo reconozco.

Un día, cambié sin más. Afortunadamente, desintoxicarse de la tele es fácil. Buscando se encuentran mejores opciones, créeme.

¿Nos cuentas cómo te llevas tú con la televisión? Mmmm… Si eres Homer Simpson, por favor, no nos insultes por hacer campaña en contra de tu amada tele. En cualquier caso, los comentarios con insultos nunca se publican. ;)

Imagen de blentley





Comments

  1. Uff yo soy una Homer Simpson de la vida. De hecho creo que paso más tiempo viendo la tele que haciendo cualquier otra cosa, bueno durmiendo jejeje. Tengo tele en la habitación, lo sé no es bueno, y lo primero que hago al despertarme es encenderla.

    Espero que la gente cuando hablo, porque hablo mucho, no me vea como a un boxeador knockeado :S.

    Siempre digo que dejaré de verla tanto pero lo cierto es que me entretengo con cualquier serie que salga en la tele, bones (que es mi favorita), friends, sexo en nueva york…

    Lo de 11 minutos de vida perdidos por media hora de tele la verdad es que impone, a ver si consigo desengancharme un poco.

    Un gran post como siempre.

    Un besazo

    • Tus Buenos Momentos says:

      Irá por rachas, Alba. Me imagino que cuando estés metida de lleno en las clases no te quedará tanto tiempo para la tele. :D De todas formas, no me creo que tú seas de las que pasen 6 horas al día viendo la tele y que te tragues todo, todito, todo… Ufff… No pareces un boxeador knockeado ni mucho menos. :lol:

      Si, por trabajo u otras cuestiones, llega el día en que te ves más despegada de la tele, sólo viendo tus series favoritas, ya verás que lo demás no lo echas de menos. Bueno, eso ha pasado en mi entorno. Rectificaré si no se da y luego me dejas un comentario al estilo Homer: “Sin tele y sin cerveza, Alba pierde la cabeza.” :D

      Besotessss!!