Ideas para aprovechar las críticas negativas más inútiles

Terminas un trabajo o te arreglas para salir, por ejemplo, y preguntas a alguien sobre el resultado esperando que te diga qué puedes mejorar, pero no recibes un comentario útil.

– Es horrible. ¿En eso has tardado 4 horas?

Prepárate para escuchar lo que no te gusta

Los cumplidos y las valoraciones positivas son fáciles de digerir, pero no vas a tener de éstas todo el tiempo.

Cada persona tiene sus propios gustos y reacciona a su manera. Luego, has de hacerte a la idea de que, ante una misma situación, obtendrás respuestas muy distintas dependiendo de quién sea la persona que tengas delante.

críticas inútiles

Prepárate para esa diversidad, tanto para escuchar lo bonito como para lo más feo. Y, en ningún momento, te tomes las críticas como algo personal.

Las críticas negativas no van dirigidas a ti, sino a lo que has hecho, que no satisface las expectativas de quien lo está valorando.

Asumir la pluralidad de opiniones y desvincularte personalmente de esas valoraciones te ayudará a mantener la calma, incluso cuando te encuentres con las peores críticas.

¿Qué críticas son las peores?

Como hemos visto en el ejemplo del inicio, las peores críticas son aquéllas en las que la persona no te aclara qué es aquello que no le gusta.

Puede responder de modo agresivo, irrespetuoso, ridiculizando el resultado o, quizás, mostrando desinterés o desprecio:

– ¿Qué porquería es ésta? Es lo más feo que he visto en mi vida.

Cómo sacar provecho de este tipo de críticas

Estás calmado y no te estás tomando la crítica de manera personal, pero te gustaría saber a qué se debe ese comentario.

Como nos dicen en 99u, antes de pasar a otro tipo de discusión, intenta aclarar a qué se refiere tu crítico. Hazle preguntas del tipo:

– ¿Me puedes decir exactamente qué es lo que no te gusta?

– ¿Puedes darme un ejemplo de cómo estaría bien?

Explora, a ver lo que te dice. Y, si se trata de alguien con quien has de llegar a un acuerdo, trata de apuntar soluciones:

– ¿Si cambio esto de aquí, estaría mejor?

 

Ahí está la clave. Puedes encajar las criticas que no te gustan sin gimoteos, sentimientos heridos, gritos o rabietas.

Es más, con ese tipo de preguntas dirigidas a tu crítico transformas esa crítica inútil del principio en algo constructivo; algo que te ayude a mejorar el resultado.

¿Qué pasa si tu crítico insiste en su impresión inicial?

Si tu crítico no aporta razones y sólo se limita a decir que lo que has hecho es una bazofia, deja que sus palabras te salgan por el otro oído.

Desgraciadamente, dentro de la diversidad también hay personas que, por los motivos que sean, gustan de echar abajo el trabajo o las ilusiones de otros. No dejes que sus opiniones te calen.

Imagen de TomConger