Canta y sé feliz

¿Has escuchado alguna vez ese refrán que dice: “El que canta, su mal espanta“?

No sé si lo crees o no, pero podrías probarlo alguna vez. Si estás nervioso, molesto, enfadado o ni sabes ponerle nombre a lo que sientes… El caso es que te sientes mal, prueba a cantar algo.

También habrás leído por algún sitio eso de que: “El pájaro no canta porque es feliz, sino que es feliz porque canta.”

Pues… ¡es cierto! Cuando canta se libera en su cerebro una sustancia que tiene un efecto similar al de una droga en el cerebro humano. Cantar le hace feliz.

pájaro cantando

Para las personas, cantar produce efectos en el organismo que se asemejan a los del ejercicio físico. Se trata de una actividad aeróbica, que hace que nos oxigenemos y mejore la circulación sanguínea, y también se liberan endorfinas, claro.

Sin embargo, es en el aspecto psicológico donde encontramos los beneficios más visibles de cantar. En el caso de cantar en grupo, más aún.

Aprender letra y melodía, llevar el ritmo, centrarse en la respiración… Eso hace que nuestra concentración mejore. Al mismo tiempo, aparcamos las penas por un rato.

Obsérvalo por ti mismo: ¿Cómo te sientes cuando estás cantando?

Fuente: Does singing make you happy? Discovery Health.